Mini-yo

Obituarios:

Mi mini-yo, ese apéndice en forma de cámara de fotos que tenía en una mano, sufrió un parón eléctrico unos días antes de que yo saliera de Torrete destino Londres. Estuvo muy grave. Muy muy grave, llegando incluso perderse mi cena de despedida.

Unos días de descanso y justo antes de mi salida, hizo un esfuerzo y pensó que no me podía dejar así, sin fotos en mi viaje a Londres, asi que hizo un esfuerzo sobremáquino y volvió a estar disponible. El esfuerzo le costó la muerte.

A base de destornilladores y sobrecargas de baterías se le intentó recuperar en el quirófano de la habitación del hotel. Sin éxito. La autopsia constató un secreto a voces: Muerte por estrés.

Asi pues, tras varias caidas, reparaciones, caidas, reparaciones, golpes, viajes, traqueteos, situaciones extremas de calor, frío, humedad y tras creo que algo más de 30.000 fotos, mini-yo me abandonó. Descanse en paz

“Ay mini-yo, si te perdiera no se que sería de mí…
…bueno, encargaría otro clon, pero habría un periodo de 10 minutos en que estaría practicamente inconsolable”

He estado tres semanas practicamente inconsolable, pero ya tengo el nuevo clon. Acaba de llegar a mis manos ahora mismo. Mismas dimensiones, formato un poco más avanzado y más maligno. Mucho más maligno. El nuevo mini-yo.

Comienzan las fotos. Se preparen para la avalancha.

Mwhahahahahahahahaahaha

4 comentarios en “Mini-yo

  1. El plan original era que mini-yo sobreviviera hasta que me pudiera permitir la Reflex.

    Pero mientras tanto no me puedo quedar sin hacer fotos. 🙂 Asi que aguanto esta es un paso intermedio (además de que me permite mantener las baterías y tarjetas de la otra).

    Por cierto, que es la primera vez que compro por Internet y oiga, va estupendamente. Esto va a ser un vicio. 😀

  2. QUEREMOS FOTOSSS!!!! QUEREMOS FOTOSSS!!!!

    Ya decia yo que tardabas mucho tu en ilustrar tu aventuras, que le hiciste al pobre mini-yo??? seguro que en cualquier caso para el fue peor el intento de cura que cualquier mal que tenia anteriormente.

    Donde vas a meter tus fotoso por cierto??? nos daras imagenes exaustivas de tu base masonica-cereal de crispilandia???

    Y cuanto te costo el nuevo mini-yo?? yo tambien quiero una (desde hace mucho tiempo).

    Bss.

  3. Pues el mini-yo sufrió de todo, desde múltiples caidas, quedar abandonado en la nieve en Burgos (dentro de la nieve), acercarse demasiado a las Fallas en Valencia, golpes, cambios bruscos de temperatura, etc… en fin, lo normal para una cámara de combate.

    Las fotos las estoy metiendo en flickr, pero todavía no controlo mucho como funciona. De momento hasta que he enterado como subirlas me ha costado sangre y sudor (torpe que es uno).

    La cámara la miré por Internet y me ahorré más £100, lo que es un dineral, asi que te puedes imaginar lo que me ha costado. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *