Monerías en la nieve

Jigokudani 17

En medio de Jigokudani, el valle del infierno, donde el agua hirviendo sale de entre las piedras, el macaco japonés se encuentra a sus anchas a pesar de las bajas temperaturas a 850 metros de altura.

Jigokudani 01

Jigokudani 03

Y es que aunque el mono de las nieves está perfectamente preparado para soportar el frío, además tienen sus propias instalaciones de lujo, porque al amparo de las aguas geotérmicas se encuentras unas piscinas «naturales» que hacen del remojo una delicia. Jacuzzi simiesco.

Jigokudani 05

Jigokudani 04

Envidia de los visitantes, que se mantienen torpes sobre el hielo y las nieves, mientras se plantean seriamente el acompañar a los monos en su baño. Cosa altamente desaconsejable (además de prohibida) pues gastan muy malas pulgas y aunque en este parque están acostumbrados a la presencia humana no dudan de enseñar los dientes y mirar con cara de pocos amigos si te acercas más de la cuenta.

Jigokudani 12

Jigokudani 07

Jigokudani 08

A pesar del estado pseudo domado de estos ejemplares, es una oportunidad fantástica de poder observarles en su entorno y darse cuenta que no hay tanta diferencia entre ellos y nosotros. 🙂

Jigokudani 14

Jigokudani 06

¿O no?

Jigokudani 13
Más fotos remojadas, aquí.
Más información del parque, aquí.

15 comentarios en “Monerías en la nieve

  1. Como logras sacar el movimiento del agua y que se vea tan bonito??

    Que fotos haces chico.. me encantan.

    Me acabo de comprar una canon 1000D y no se sacarle rendimiento.

    Bueno, aun es pronto, tengo que estudiarme el manual. Pero si tienes algun consejo o web o programa o algo que me haga mejorar, yo muy agradecida 🙂

    Y la última foto me recuerda a uno que conozco!! que feo esss!!

  2. El mono de la ultima foto tiene la misma cara que pongo yo cuando me hacen cosquillas en la espalda, ja,ja,ja.
    Seguro que gustarle le estaba gustando el bañito.

    Me gusta el primer plano del mono de la sexta foto y la fuerza que tiene con la mirada y el puño cerrado.

  3. Vanessa, y el viernes ni te cuento!!! 😉

    Monttse, el agua no lleva ningún tratamiento especial, supongo que era porque estaba bastante estancada. Con respecto a las fotos, pues lo primero es hacerte con los controles de la cámara. Te recomiendo que abandones el modo automático y que empieces a trabajar en modo A y vayas haciendo pruebas pruebas pruebas. Haz muchas fotos y vete viendo lo que funciona y lo que no. Si tienes potencia en el ordenador empieza a trabajar en formato RAW y juguetea con el en Lightroom, Aperture o Camara Raw (este último viene dentro del PS) y por último pregunta, que para eso estamos! 🙂

    Jose Rojas, muchas gracias. En esa foto, el mono estaba a puntito de llevarse algo a la boca, cogiéndolo del agua, pero parece que clama venganza, verdad? 🙂 Vendettaaaa!!!

    Cris, y eso que no te atacaron los monos! 😛 Jeje El sitio era precioso, la verdad y ellos a pesar de la mala leche muy graciosos…

    Javi, es que fuera hacía muuuucho fríoooo… jejejeje!

    Saludos y gracias por los comentarios!

  4. Argh! Maldito! Jigokudani estaba en mi itinerario inicial cuando pensaba ir en diciembre pero al retrasarlo hasta abril lo he eliminado hasta otra ocasión. Junto al parque hay un grupo de onsens con bastante buena pinta en los que te van poniendo una serie de sellos en la toalla como recuerdo. Ains, asignatura pendiente para un segundo viaje.

  5. Heee, estos monos me suenan del National Geographic, si mal no recuerdo. Me encantan los simios… pasaría horas observándolos embobado. Con la mismita cara que la del último.

  6. cómo de peludo hay que ser para que te dejen entrar? porque no sé si hay algo más placentero que estar rodeado de nieve pero en agua calentita… yo quiero!! bueno, ya que estamos, que te traigan comida rica 😀

    malditos monos acaparadores… *con cara+gesto del mono vengativo*

  7. Oria, las rastas se le forman por el agua, en cuanto se secan se les quitan. Con respecto al último mono hay todo tipo de teorías. 😛

    Miguel Michán, tendrás que volver en invierno, entonces. 🙂 De todas maneras si vas a pasar por Kyoto hay también otro parque de monos (algún año de estos subiré las fotos).

    Japogo, pues si, te quedas embobado. Te sientes y a mirar monos y como pasan de tí, pues es como verles en su salsa. 🙂

    SEbas, peludo y con el culo rojo y lleno de callos. Como lo llevas? 🙂

  8. Dioxxxx qué buenas!!!! ^_^ No sabeís lo que me he reído viendolas, y leyendo vuestros comentarios…

    Sin duda opino cómo vosotros, el último está en plan orgásmatico total… he he he… y el de la foto 6… por diox, quizá no diga ninguna de las frases de Dark Veider, pero… seguro que ha conseguido el plan para conseguir que el mundo sea suyo… juas, juas, juas… qué buenoooooo!!!

    Hasta pronto

  9. ¬_¬U Gomen… pero no tengo idea de cómo se escribe… el «Veider» ese… Baider… en fin… da igual, pal caso ya nos hemos entendido, no?! (El de Luk, soy tu padre!!!):P

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *