Día 54: Desde el color

Kathmandu Valley 50

Sólo había cruzado un puente, pero llevaba a otro mundo. La frontera entre Tíbet y Nepal separaba dos lugares tan distintos que parecía el resultado de varios días de viaje. Nepal aparecía a la otra orilla del río como un Asia tan caótica que tuvo que pasar bastante tiempo hasta que supé por que lado de la “carretera” circulaban los coches.

Kathmandu Valley 01

Kathmandu Valley 42

Embarrada, con las calles llenas de gallinas, cabras, vacas, perros que se echaban la siesta en mitad del “asfalto”, sonidos estridentes de claxon, casas semiderruidas, todo con un aire inacabado. Definitivamente China parecía bastante ordenada a su lado.

Kathmandu Valley 05

Kathmandu Valley 08

Kathmandu Valley 07

El taxi, un Toyota de más de 20 años que según presumía el dueño, aún funcionaba estupendamente, nos había recogido en la frontera y tras unas 3 horas llegábamos a Katmandú, la capital nepalí, entre una delgada bruma fruto de la contaminación y de las polvareda levantada por los innumerables vehículos de dos, tres, cuatro y más ruedas al rodar por las calles sin asfaltar. La conducción, con adelantamientos en curvas cerradas y otras lindezas similares, funciona a base de claxon. Quien pita primero tiene la prioridad, además de avisar, que pasé lo que pasé, allá va. Y sigo vivo.

Kathmandu Valley 13

Kathmandu Valley 10

Había llegado en medio del monzón, ese cambio de vientos que lleva asociado una estupenda estación de lluvias torrenciales. Dura un par de horas (o incluso menos), pero es suficiente para que sin un techo donde resguardarte tengas una ducha y lavado de ropa por el precio simbólico de blasfemar muy alto.

Kathmandu Valley 11

Kathmandu Valley 12

Kathmandu Valley 15

La razón me dice que lo que vi en sus calles con el tiempo debe asimilarse por el cerebro como algo normal, pero yo no podía cerrar la boca. No podía asumir todo lo que estaba pasando en el mismo instante. Todo el barullo, toda la gente, todo sin ningún control, puestos de comida por los suelos, o en bicicletas, templos llenos de velas, olor a incienso y especias por las calles, rickshaws, motos, coches, telas, ropas, trajes, pero sobre todo, color. Mucho color. Mucho más color de lo que yo me podría imaginar.

Kathmandu Valley 19

Kathmandu Valley 44

Kathmandu Valley 43

Kathmandu Valley 41

Especialmente ellos y ellas (sobre todo) son colores. Es alucinante quedarte parado y ver a ese arco iris moverse. ¿Cómo es posible que mientras nosotros nos ponemos una camisa blanca e instantáneamente adquiere todo tipo de manchas, amén del imán que resulta para el vino tino, ellos, en esas calles sucias y embarradas, donde la mierda campa a sus anchas se muevan impolutos? ¿Cómo pueden esos saris verdes, azules, rojos y amarillos, mantenerse limpios mientras corren, juegan, saltan, van de compras o cruzan por obras? Mi no comprender. Yo sin más he acabado de barro hasta arriba.

Kathmandu Valley 06

Kathmandu Valley 30

Kathmandu Valley 34

Nepal es en sí incomprensible en un primer contacto. Estamos hablando del país que remodeló Asia. Aquí nació Siddhartha Gautama, a quién la meditación le llevó a la iluminación y a convertirse en Buda. Aquí se inventó la arquitectura de las pagodas, de las que tanto presumen chinos y japoneses. Y aquí en 1979 los mismos nepalíes votaron que NO querían una democracia. En el 2007 se abolió la monarquía y es uno de los pocos lugares de la tierra donde el Partido Comunista gobierna por mayoría en unas elecciones democráticas (corríjanme si me equivoco). Además cuenta con tropemil etnias, la mayor de la cual sólo es un 15% de la población. Hay un batiburrillo cultural y religioso. Conviven hinduístas con budistas (a veces en los mismos templos), islamistas, chamanistas… ¿Quién da más?

Kathmandu Valley 39

Kathmandu Valley 32

Es otro de esos ex-imperios que lo tuyo todo (como Mongolia y China) y que ahora se ve sumido en la pobreza por la negligencia de sus mandatarios, pero no pierde la sonrisa. Es inagotable. De hecho su gente es lo mejor que tiene. Desde que llegué aquí no me importan los Himalayas, ni los templos, ni los museos, ni los monumentos. No. Me he pasado el tiempo paseando por las calles ante las amables miradas y conversaciones sobre “de donde soy” y “cuando tiempo me quedo”, que se repiten hasta el infinito. Muchos me preguntan que pienso de Nepal. “Lo adoro”.

Kathmandu Valley 45

Kathmandu Valley 31

Además, la mayoría, hasta los niños hablan inglés. Y muchos se te acercan simplemente a decirte “Hello” y a pedirte que les hagas una foto. Les encanta verse en las pantallas de las cámaras digitales. Cómo os podréis imaginar, lo he gozado.

Kathmandu Valley 46

Kathmandu Valley 49

Katmandú, fue mi primer contacto con Nepal pero también con el mundo hindú, tan presente que por primera vez me ha dado ganas de ir a la India (en otros o próximos viajes), aunque ya me han advertido que Nepal es bastante más civilizado. Es un mundo alucinante, pero capado a los extranjeros, que sólo podemos ver una pequeña parte de él. No podemos acceder a muchos templos, ni ver muchas ceremonias, para eso habría que ser hindú.

Kathmandu Valley 28

Kathmandu Valley 16

¿Si quisiera, podría ponerme a practicar el hinduismo, volverme vegetariano, estudiar sus leyes, sus dioses, sus ritos y valdría para algo? No. No es suficiente. Hay que ser hindú. Haber nacido hindú. En una familia hindú. Si no consideran que tú antes, o tus padres, o tus abuelos, han, por ejemplo, comido en algún momento de su vida… vaca. Y la vaca es sagrada (y matar una se pena con dos años de cárcel).

Kathmandu Valley 25

Kathmandu Valley 22

Es una religión fascinante. Estás perdido entre sus ristras de dioses y sus múltiples formas (os juro que las ecuaciones de Maxwell aplicadas a las microondas eran más sencillas), algo se te remueve dentro cuando ves las cremaciones con toda su parafernalia al lado de los ríos donde van a parar las cenizas. Ríos donde se está bañando la gente. Te ves sumido en reencarnaciones, en karmas, mantras, fuegos, todo vivido tan profundamente como pudieras imaginar.

Kathmandu Valley 23

Kathmandu Valley 33

Katmandú y por extensión Nepal, también fue el punto de encuentro para hippies en los años 70 y aunque ya apenas quedan, la gente te sigue ofreciendo drogas en susurros, mientras los bares se llenan de grupos de rock versionando a los clásicos americanos.

Kathmandu Valley 17

¿Cómo describir la mezcla cuando sabes que no tienes las palabras necesarias?

Kathmandu Valley 26

Kathmandu Valley 27

Han sido unos días increíbles viendo a gente que disfruta y es feliz con tan poco, que haría tambalearse a cualquiera que ose defender nuestro modo de vida. Porque lo principal que destilan es alegría. Y más color.

Kathmandu Valley 47

Dejé Katmandú esta mañana para llegar a Pokhara, en uno de esos inolvidables viajes en un autobús donde no te caben las piernas, dando botes por las carreteras entre arrozales durante ocho horas. En Pokhara espero pasar un par de días antes de valorar si me aventuro a hacer algún trekking por el Anapurna o si por el contrario disfruto de los templos y su lago antes de abandonarla. No parece que se aconseje la montaña durante el monzón y ya gasté mi comodín con el Everest. 🙂

Kathmandu Valley 40

Por lo demás, como turista sigo manteniendo la condición de hucha a pesar de mi aspecto de mendibundo, así que por mucho que me esfuerce siempre acabo pagando más de la cuenta, pero nada, ahí esta. Inevitable. Hay doble lista de precios para los locales y los turistas. Arañar lo que se pueda dependerá de la pericia de cada uno. Y de momento estoy en un media bastante lamentable. Lo que me lleva a la agradable conversación que tuve con un nepalí el otro día.

Kathmandu Valley 48

Así que el karma es importante.
Yes sir. Con un karma limpio te reencarnas en un ser superior y con un karma sucio en uno inferior.
¿Y qué tengo que hacer para limpiar mi karma?
– Yes sir. No robar, no hacer el mal, adorar a los dioses, decir siempre la verdad, no engañar…
Ahm entiendo. ¿Cobrar cuatro veces más a los turistas qué efecto tiene sobre el karma?
Jeje. (Sonrisa).

Pues eso, dame pan y llámame tonto. Lo que yo decía.

Kathmandu Valley 36

(Retransmitiendo desde lo alto de un autobús… en marcha)

Más fotos de un lugar inimitable, aquí.

58 comentarios en “Día 54: Desde el color

  1. Este, sin duda ha sido el post que mas me ha gustado hasta la fecha. Me tienes con los ojos llenitos de agua. Las miradas de los niños hindúes siempre han sido mi debilidad, y últimamente, según se me va «pasando el arroz», más. Y nos las has traído tan, pero tan bien…
    Los lagos del destino tienen que decirte tu camino, es inebitable.

  2. Inolvidable perla de sabiduría milenaria, esto del karma…
    Por cierto ¿cómo va el amacenamiento de fotos? Estás haciendo más de las que pensabas? Te pasarás otros n meses procesándolas cuando vuelvas?

  3. Cada dia me lleno mas de conocimiento contigo, no sabia cuan ignorante era en cuanto a esas culturas y esos paises, me tienes consultando wikipedia a cada rato. Me encanto tu conversacion con el nepali jajaja, bien merecido se tenia el comentario, te apoyo. Las fotos HERMOSAS!!!!! Que envidia.
    Yo por mi parte te repito mi propuesta de depositarte en la cuenta que tu digas para que sigas tu viaje como lo tenias planeado, seria como hacer el viaje yo desde la comodidad de mi casa a un precio razonable jejeje.

    Salu2!!!!!

  4. Sin duda el color y el llamativo contraste de culturas invande todas y cada una de tus fotos. Es admirable ver las caras sonrientes y amables de todas estas personas. Muchos, con más posibilidades y en mejores condiciones, deberían aprender, y quitarse la cara del cabreo continuo.

    Te sigo desde hace poco en esta aventura, pero, sin duda, tus fotos, tus interesantes relatos, y tu filosofía de la vida enganchan…¡yes, sir!.

    Ya estoy deseando ver las fotos de Pokhara. Hasta pronto…

  5. Aqui nos tienes, he puesto tu pagina como pagina de inicio en mi laptop, si es que me tienes loca mirando tus fotos y leyendo tus crónicas. Cuando vuelvas no solo habrá que hacer un desayuno contigo, si quieres todo un fin de semana para que nos cuentes hasta el último detalle, jejeje.

    Pasalo bien y ten cuidadin.
    Buena caza.

  6. YES, SIR! 🙂
    el relato es bellísimo pero en esta entrada definitivamente las q dicen todo son tus fotos… POR FAVOR QUE BELLEZA DE RETRATOS LLENOS DE COLOR Y MAGIA!
    morí con tu conversación con el nepalí, jaajajaja 😉 muy sabias palabras, las tuyas sobretodo 🙂
    Besotes Ignacio, y acá sigo enganchadísima esperando tu relato desde Pokhara 🙂
    (el libro al final del viaje tiene q salir SI O SI, como sea, x q tu forma de contarlo no puede dormir en el blog)

  7. No hace falta que lo jures, se ve que has disfrutado de lo lindo con los retratos!
    Este post es una prueba de que la felicidad puede fotografiarse. Bueno, al menos, tu puedes.
    Ya estas guardando la camiseta kaki que llevas en la foto con el santon naranja. Color, color, color. Sacale brillo a la naranja!!!

  8. Increible lo mágico que puede ser una fotografía…
    captar los segundos precisos…segundos que nunca más se repetirán …y con tan sólo una imágen pueden traer los recuerdos más vívidos al presente…

    Preciosos colores… realidades y sociedades desconocidas ,muy diferentes a lo que estamos acostumbrados .. lo que hace tan fácil apreciar la belleza…
    Me gustó el toque mágico que el atardecer le da a las calles en las primeras fotos y me sorprendió cómo captaste la expresión de la gente, por ejemplo la belleza , la sonrisa y el brillo de los ojos de las jovencitas o el rostro del padre con la niña en brazos …, un encanto único…
    Fotos cómo esas nos hacen dimencionar y apreciar lo que sucede al otro lado del mundo, cuando generalmente es algo que obviamos…
    Buen trabajo
    Seguiré mirando…

  9. Ojalá llegara a tu nivel sacando fotos con esas expresiones y esos colores, tienes magia. De auténtica revista, aunque más impresionante el poder vivirlo de primera mano como tú, eso no tiene precio, sin duda.

    Un saludo viajero!

  10. Pues ya te dije cuando estabas en China que me parecía la mar de limpia comparado con India… Y los nepalíes te dicen que Nepal es más ordenado y limpio que India. Y razón no les falta. Y hay una cosa muy interesante que suele pasar aqui en India y Nepal y es que son paises «fotogénicos». Miras a tu alrededor y no hay más que mierda, pobreza, locura… Miras las fotos y son una delicia, es una cosa que siempre me llama la atención. Un saludo!

  11. Si este post empieza con una primera foto espectacular, las demás no dejan de sorprender, impresionar y alucinar!!! Geniales!!!!

    Vaya, vaya… Nepal nos ha encantado, que rostros… parece que no has tenido problemas para fotografiar a gente «mayor», y que ojos tienen… en cada par hay una historia increible

  12. Hola Ignacio. He descubierto tu blog desde xatakafoto.com y tengo que decirte que me ha encantado. Tu aventura y tus fotos. Son simplemente maravillosas. Sigue así y poco a poco iré viendo tu viaje desde el principio. Ánimo para lo que te queda.

  13. De Nepal sólo conocía 4 cosas que vi en un documental de la tele que pillé a medio terminar, y me llamó mucho la atención. Ese país me daba la impresión de ser una versión «amable» de la India (lo de amable se puede interpretar de muchas maneras) aspecto que me confirmas con el texto y fotos de ésta entrada.

    ¡a ver sin convenzo a mi parienta para viajar allí!

    Un saludo!

  14. Impresionante reportaje el que nos regalas, descubriéndonos Nepal y sus gentes, su pluralidad, su forma de sentir y de vivir…

    Ya lo dijo el sabio: en la variedad está el gusto. Supongo que en Occidente pecamos muchas veces de falta de variedad.

    Un saludo.

  15. Es mi impresión al leer o te noto de subidón! ^_^

    Fotazas, la primera es impactante y el relato fantástico.

    Cuidate, (y a la cámara también) que las lluvias del monzon son traicioneras.

  16. Me encanta cuando haces fotos de personas, y más cuando se nota que estos a tí te han seducido por completo :-). Rostros geniales!!!

    Besos mil

  17. Te digo una cosa: como me dé un día por salir más allá de la M-30 y me encuentre con un mundo que no tenga nada que ver con lo que nos muestras a diario aquí, me voy a mosquear! 🙂
    Sospecho que sólo alguien con un fondo como el tuyo puede arrancar estas imágenes de su alrededor. Impresionantes los retratos!! Impresionantes esos colores!

  18. me sigo volviendo loco con tus fotos y escritos 😀 estoy haciendo todo lo posible para en poco tiempo emprender algo parecido por mi cuenta y esto la verdad ayuda muchisimo a seguir adelante, muchas gracias!

  19. Este post me ha encantado. Las fotos, impresionantes, esos retratos no son fáciles de conseguir (aunque tengas la «materia prima» a mano), pero el relato es sobrecogedor. :))

    Un abrazo desde la oficina (no echas de menos una oficina? 😛 )

  20. Qué maravillosos coleres nos traes de Asia.
    Todo esto me ha puesto muy nostálgica. Qué ganas de ir para allá y ver y disfrutar eso en primera persona.
    Besos desde el infierno que es Madrid en verano.
    Pilar

  21. Oria, eso quiere decir que sigo flaco o ahora me estás llamando gordo?

    Armando, por si sirve de consuelo yo tampoco tengo uñas… 🙂 que me las muerdo constantemente…

    Rakhsa, tus palabras son lo mejor que le ha pasado a este blog. En serio. Besos!

    Nico Cinero, puedo asegurar que estoy dejando bastante artillería para la vuelta. De momento estoy en algo más de 50 Gbs cada dos semanas… Vamos, lo que esperaba. 🙂

    Nancy, yo estoy igual que tú, no te creas. También mirando y mirando la wikipedia, leyendo libros y demás. Que no tengo ni idea de lo que me voy encontrando!! jajaja!

    Mjgaitana, lo cierto es que tenemos tanto que aprender de esta gente. Yo creo que en algún momento fuimos así, pero lo vamos olvidando bajo capas y capas de supuestas responsabilidades.

    Sebas, a ver si se puede seguir subiendo el listón. 🙂

    Rose, genial. A ver si aguantas hasta el último día!! 😀 Ánimoooorl!!! (gracias)

    Carol, te tomo la palabra. A la vuelta comilona tras comilona. 😀

    Faby, yo estoy supercontento con los retratos. No soy muy de preguntar, pero es que la gente es tan alucinante que me salía sólo. A parte de la gente que te pedía la foto directamente, otros simplemente sonreían y te decían que sí, otros te decían que no, y otros te pedían dinero! Pero bueno, la cosa está en que me he acercado a hablar con ellos y a pedirles una foto. Todo un paso para mí. 😀

    CARMEN, si es que las camisetas no me duran ná!! Con lo que estoy sudando voy a tres camisetas por día… 😉

    Fesja, muchas gracias!!

    Staywithme, muchas gracias. También este mundo es todo nuevo para mí. Así que también estoy descubriéndolo. 😀

    Javier I. Sampedro. Eso es cierto. Puedo hacer muchas fotos, pero no es lo mismo. Vivirlo es tener todos los sentidos en ese momento. 🙂

    Cris, que bueno! Debe ser que la roncha y la mierda son más fotogénicas por aquí!!! 😀

    Queseyo, es que son rostros con tanta fuerza que al menos tenía que intentarles hacer fotos. 🙂 Estoy muy contento con el resultado, la verdad. 🙂

    Gala, siiiii… esa es mi preferida! 🙂

    Jesús, muchas gracias! Un abrazo de vuelta a KZ para tí y para Marta!! 😀

    Miguel Angel, pues bienvenido. Espero que te gusten!! 🙂

    Elessar, suerte con las negociaciones con tu mujer!! Jajajaja! No sé muy bien lo que os puede gustar, pero desde luego el país es una pasada. Por cierto, todo el mundo recomienda entre Octubre y Noviembre. Ahora llueve mucho y si no está lloviendo tú estas sudando!

    Deprisa, yo creo que en Occidente pecamos de pensar que somos una mayoría en el mundo y que somos los más importantes. Luego ves la cantidad de gente que es de otra manera y te quedas con cara de «esto a mi no me lo habían contado»… 😉

    Monttse, estoy muy contento con esta ristra de fotos. 🙂 Llámalo subidón… 😀 😀

    Laura, la India debe ser aún más entretenida… me imagino. 🙂

    Memoria de pez, pues si. No tuve que darle muchas vueltas. Lo elegí rapidamente. 🙂

    Yoda, jajajaja! cuanta razón tienes!! 😀

    Charlotte Harris, muchas gracias! Habrá que hacer un top ten para poder montar una exposción al final, no? 🙂 (o top 20)

    Morfet, muchas gracias!!!

    Japogo, no te hagas ilusiones, ya sabes que todo esto está trucado!! jajajaja!!

    Ignacio, pues áaaanimo!!!

    Nacho, «sorprendentemente» no la echo nada de menos… 😉

    Pilar, pues no lo dudes! Vete pensándotelo y verás como cuando menos te lo esperas estás por aquí pateando. 🙂 Me imagino el calor del verano. Aquí estoy inflando la zodiac para ir por las calles… 😉

    Majos, más que majos. Muchas gracias por estar ahí!!!

  22. Como decía el chicharrero, no sé si envidiarte más por tus dotes de fotografía o por estar donde estás… bah! lo segundo, claro está, y sobretodo después de leer este texto. Es decir, todos tus posts me despiertan ganas de hacer la mochila y largarme a ver el mundo, pero con este post aún has acrecentado más esas ganas… ¡qué peligro!

    Por cierto, un día de estos me hago yo una foto con esa misma camiseta de Dragon Ball, por ahí, por el mundo…

  23. Pingback: meneame.net
  24. Y otra vez dos posts de un golpe… hay que ver los kilómetros que recorres mientras no miro. Suerte con los Annapurnas, aunque me temo que vuelva a llegar tarde!

  25. Hola, me ha encantado tu relato. En breve, unas amigas y yo nos vamos a la India y subiremos a Catmandu. Además de hablar mucho con la gente, que se ve que lo disfrutaste, ¿nos recomiendas algún lugar? ¿hay algo en general que nos recomiendes además?

    Un saludo y gracias por el blog, que es muy interesante y no me lo pierdo.

  26. Me ha pasado este link un amigo al que le han gustado mucho tus fotos, a los dos nos gusta la fotografía un montón, yo estoy empezando y me encanta ver el trabajo tan bueno que hacéis otras personas porque me anima a practicar y practicar para ver si algún día soy capaz de transmitir la mitad de lo que lo hacéis vosotros.

    Gracias por compartirlo.

  27. El capitán, la camiseta de Dragon Ball es imprescindible!! 😀 Es busca de las bolas del Dragoooon!!!

    Josele, muchas gracias!

    Javier, gracias!

    Pierre Nodoyuna, tu nunca llegas tarde, como mucho, los demás llegamos demasiado pronto. No te retrases Rigodón, las nubes no esperan!

    Anna, pues depende de la fecha, Pokhara y hacer actividades al aire libre merece mucho la pena. A mi del Valle de Katmandú me encantó Bakthapur, pero sobre todo las calles atestadas de Katmandú. También he estado un par de días en el parque natural de Chitwan y es una pasada. No cuadra con la idea de Nepal, es como si estuvieras en África! 😀 Lo vais a gozar!

    Juncal, pues mucho ánimo. Mi único consejo es practicar mucho y preguntar mucho. Para lo que quieras ya sabes donde estamos! 😀

    Fer, eso! Donde están los del National Geographic cuando se los necesita? 😀

  28. Juncal, todos hemos aprendido preguntando. No hay problema. La foto de las niñas no tiene mucho misterio. Vinieron a hablar con nosotros, una de ellas (la de la izquierda) hablaba español casi perfectamente, aseguraba que lo había aprendido de los turistas. Estuvieron un rato contándonos cosas de la plaza y les preguntamos si podíamos hacerles fotos. Lo bueno del momento es que como eramos dos, ellas estaban mirando a la otra cámara y salió más natural. 🙂 Para la foto, pues a 50mm y gran apertura que me encanta como queda para retratos. 😀

  29. Que buena la conversacion del karma, supongo que luego unos cuantos ayunos y visitas a los primeros 100 dioses de la lista lo limpian todo, como aqui los 5 padre-nuestros y 3 avemarias, habrase visto!
    Pero definitivamente tengo que visitar Nepal, enhorabuena por el post, muy lindo

  30. Eres un crack!!! Nos has dejado ensimismadas con tus fotos, con la babita colgando… Enhorabuena, sigue capturando la realidad asiatica con tu objetivo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *