El tío Matt desde Nepal

Con la ilusión que me hace recibir postales. Eso sí, a ver si aprende a escribir con letra más clarita, que nunca entiendo nada. No sé que dice de los Annapurnas, de Katmandú y de unos elefantes. Nada, nada, échenle un ojo a ver si ustedes descifran algo. 🙂

La postal, o lo que queda de ella tras horas y horas de viaje en avión y autobús, aquí.

4 comentarios en “El tío Matt desde Nepal

  1. hay una leyenda sobre los elfantes desde Cambodgia : un dia un hombre come un pesco y despues su piel viene muy raspadura y su cuerpo enorme : es el primero elefante ; los otros de este pueblo hacen lo mismo y todos son el pueblo de los elefantes. Es porque durante la noche los elefantes se acercan de los pueblos para comer el aroz que queda cerca de las casas : tienen la nostagia del tiempo que han sido ser humanos y que comian aroz.

  2. Yo siempre pido a la gente que me mande postales. Pero la mayoría se olvidan o te las entregan en mano sin escribir ni matasellar ni nada… se pierde toda la gracia de recibir algo del viajero.
    A lo mejor es que se perdieron en el camino y llegarán con muuuucho retraso, jejeje

    Por cierto me encantan las fotos de la gente, son espectaculares.

  3. Monttse, hay algo genial en recibir una postal. Significa que al menos durante un rato alguien en algún punto lejano del mundo se ha acordado de ti. 🙂

    Marie Midi, desconocía la leyenda. Es genial!

    Conchi, no no! tienen que enviarse y desde el país, si no no vale!!! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *