Día 144: Las aguas de Bolaven

(Este post debería haber sido escrito el 10 de Octubre de 2009)

Bolaven Plateau 22

Una vez más, la solución a mis problemas vino sin yo buscarla. Llegaba a Pakse intentando averiguar alguna manera viable de recorrer la meseta de Bolaven, que prometía ser uno de los puntos más bonitos del centro de Laos. El único inconveniente es que no había ningún transporte público que uniera todos los puntos que quería ver, pero contaba con que seguramente no sería un punto desapercibido por algún que otro organizador turístico ansioso por cubrir esa necesidad.

Bolaven Plateau 02

Bolaven Plateau 03

La solución básica era mucho más obvia de lo que yo me había imaginado. Moto. Antes de haber preguntado ya tenía en la mano un mapa con diferentes recorridos y precios según los días que quisiera hacer de recorrido. Un momento. ¿Días? A mi mente de nuez si siquiera se le había ocurrido, pero ¿por qué no? Además tenían mucha más información y puntos de parada de los que ya había supuesto en un principio.

Bolaven Plateau 06

Bolaven Plateau 08

(Pescando en los rápidos)

A ver, leamos. Ruta number uan, una noche, dos tías días: 230 km. Ruta number chu: dos noches, tres días, 320 km. Ruta number zri: Tres noches y cuatro días o cuatro noches y cinco días. Mi principal preocupación, el tiempo (que ya voy demasiado retrasado en mi planning) desechaba la ruta tres directamente, pero la ruta dos abarcaba todo lo que yo quería ver. Y cómo la juventud es imprudente y yo soy joven e imprudente decidí hacer en dos días la ruta de tres. Mesetas a mí.

Bolaven Plateau 01

Bolaven Plateau 09

Bolaven Plateau 13

Todo listo entonces. Crema solar. Gafas de sol. Pañuelito de flipado. Easy Rider recién vista. Casco. Cámara. Manfrotto a la espalda… y scooter de 100 c.c. Comenzaba a adentrarme en el centro de Laos mientras el paisaje se iba volviendo selvático selvático y oh, sopresa, aparecían las primeras montañas. Ignoré el hecho de que se contradijeran con mi definición de meseta.

Bolaven Plateau 10

Bolaven Plateau 14

Los poblados se sucedían, la mayoría formados por una decena de pequeñas “casas” de madera y paja, muy similares a las que antaño había visto en Camboya, elevadas del suelo embarrado por donde paseaban a su antojo, pollos, gallinas, patos, cabras, cerdos, lechones, vacas y hacían la vida los propios habitantes, mientras los niños te veían pasar y saludaban sonrientes, atreviéndose los más valerosos a acercarse corriendo para chocarte la mano en marcha. Impresionante. Devolverles la sonrisa y saludarles era un mundo para ellos que se giraban corriendo hacia sus padres, con cara de “¿Has visto? ¡¡Me ha saludado!!, ¡¡a mi!!”. A veces cuesta tan poco hacer a alguien feliz. Sabaidi por aquí, Sabaidi por allá y algún que otro bache para el menda por no estar mirando donde debiera. Todo con la dignidad que me caracteriza.

Bolaven Plateau 21

Bolaven Plateau 20

Una de las características más importantes de la meseta de Bolaven es la cantidad de agua y ríos que lo atraviesan, generando infinidad de cascadas y cataratas. El resto es, cuando la selva lo permite, cultivos, especialmente de café (yo lo desconocía, pero parece ser que el café de Laos – Kaa féh, y no es coña – es bastante bueno, que tomen nota los cafeteros) y de caucho. Ambos, vestigio de la ocupación francesa que lo convirtió en un lugar productivo.

Bolaven Plateau 18

Bolaven Plateau 19

A pesar de que la popularidad de esta ruta está aumentando no es ni de lejos uno de los reclamos turísticos del país, así que es una buena oportunidad de adentrarte en el corazón de Laos, donde el inglés nunca existió y donde las paradas para descansar las posaderas se convierten en el centro de atención de los locales: “¡Un guiri pirado! Pensaban que ya no existían!”. Así acabas confiando en el buen hacer cocinero de una señora para que prepare lo que quiera, mientras otro en símbolo de fraternidad de obsequia con licor de yoquesequerayos en un más que obvio intento de embriagamiento. Los locales, siempre entrañables. 🙂

Bolaven Plateau 05

(La cocinera…

Bolaven Plateau 04

…y el ebrio emborrachador)

Dado que las matemáticas no son lo mío, mi división de kilómetros en los dos días fue de la siguiente manera: Día 1, 85 km. Desde Pakse hasta Tad Lo. Día 2, 235 km. ¡Oléee! ¡¡Mi niño, que bien divide!! Desde Tad lo hasta Ban Beng, carretera de cabras hasta Thateng, pasamos por Sekong, aceleramos hasta Tad Hua Khon y volvemos a 75 kilómetros de cabras kamikazes por la no meseta, si no los más áridos de los montes hasta Pakxong para cerrar el loop hasta Pakse.

Bolaven Plateau 07

Bolaven Plateau 12

(Niños, jugando a saltar a la corriente de las aguas para después reengancharse una centena de metros más abajo con alguna rama, volver a remontar el río y volver a saltar. Intento yo eso y no lo cuento)

Lo cierto, es que a pesar de la paliza, los paisajes son espectaculares. Las carreteras por razones diametralmente opuestas, también. El recuerdo, ya olvidados los dolores y los calambres que llegaban al final del recorrido, fantástico. La gente cargados de sonrisas y dispuestos a ayudar a pesar de la más que evidente frustración por la falta de comunicación, fueron geniales.

Bolaven Plateau 15

Bolaven Plateau 11

Y además me servía de preparación para algo mucho más mítico: El Loop.

30 comentarios en “Día 144: Las aguas de Bolaven

  1. Que bonito con tanta agua! Veo que te estás convirtiendo en motero, pero te falta algo, ya que yo hubiera elegido al ruta uan: una noche y dos tías!

  2. Bah, cdo he leído al frase “Todo listo entonces. Crema solar. Gafas de sol. Pañuelito de flipado. Easy Rider recién vista. ” se ha oído mi risa en voz alta en la sala.
    Miradas de soslayo (ejem)
    Qué tranquilidad se disfruta en estos tús días en Laos…preciosas las fotos con tanta agua!

  3. Fantástico reportaje Ignacio, Gracias por hacernos participes de tus buenos y malos momentos, y gracias por como dicen todos darnos esa envidia, que nos despierta la vena aventurera aun a pesar de la imposibilidad de dejarla fluir para muchos de nosotros, al menos por el momento.

    sigue disfrutando, que nosotros desde de aquí, seguramente más cómodos, seguiremos disfrutando de tu envidiable aventura.

    Saludos
    José Diego

  4. Gracias por este genial post, como siempre!

    Cada vez que te leo… me entran ganas de salir pitando a hacer lo mismo! aunque pienso que algún día no muy lejano también lo haré!

  5. Joder, esto de la moto te aseguro que me ha clavado un alfiler mental que se debe llamar envidia, pero de verdad me alegro que estés disfrutando así, asi que la podr’iamos apellidar sana. Si vieras las caras de los que miramos este blog cuando vemos este tipo de fotos y de historia te descojonar’ias, boca abierta y suspiro: “qu’e guapo…”. Voy a buscar en el mapa la ruta y a ver unas cuantas fotos m’as. Esta me la apunto! abrazo!

  6. Jaaajajaja!! Ese subconsciente pillín!! La parte de la división de kms es para partirse!!
    Como sigas a este ritmo al final te presentas en Madrid con una Harley!
    Boooooorn to beeee wiiiiiiild…

  7. Yo estoy con Japogo, ella parece que te va a envenenar, jajaja, menos mal que sabemos que sobreviviste…pero riesgos a tí, ja, que incluso chocas la mano en marcha 🙂

    Sigue disfrutando por todos nosotros. Bsts

  8. ir por los pueblos y encontrar a la gente es lo mejor del viaje; supongo que has communicado muy bien con los ojos y las manos. la gente parece muy encantada y tiene sin dudo lo necessario para vivir bien. sus casas son confortables, no?
    no sera mañana que volveras en este pais : y por eso el tiempo no tiene el mismo valor que para alguien perdido en su “cada dia”

  9. Viva el efecto seda!
    nos compramos el filtro DN y lo intentamos con todas nuestras ganas en Islandia, pero el resultado no fue ni parecido al tuyo. Esta claro que hace falta algo mas que cacharritos para conseguir tus fotazos…
    El emborrachador daba miedito, y que cosa negra habia en el bowl sobre la mesa???????????? Si, lo se, mejor no preguntar…

  10. La pareja esa parece la protagonista de la versión de Laos de “La matanza de Texas”, cuidadín, cuidadín… ella haciéndote ojitos en plan:

    “Lástima que éste turistilla tiene poca chicha, el último sí que dió para hacer guisos, ¡qué majete el americano aquel!, ñac, ñac, ñac…”. y el tipo, mientras sólo quisiera emborracharte, ni tan mal…

    Ya ta puedes cuidar, compañero.

    ¡Un abrazo enorme!

  11. Eiiiii!!! Te he visto hoy en el 20 minutos jeje felicidades Ignacio^^
    Espero que te esté llenando mucho el viaje y que sigas amenizando nuestros ratos por aqui.
    Buena caza.

  12. Un sitio increible!!!
    Alguna idea de qué fue lo que te dio la cocinera laosiana? Por el alcohol no se pregunta, se lo bebe uno y punto. Luego no coges el coche y ya está… que para eso está la moto!!

  13. El inefable pierre tiene razón, si no asustan las (no)mesetas, ¿quién dijo hígado?
    Por cierto, supongo que las rutas y direcciones estarán convenientemente señalizadas porque por muy joven, experimentado o intrépido que seas, completar tantos kilómetros sin perderse sería una (otra) proeza.

  14. Hola vecino!

    Te he visto hoy en el periódico así que me estoy dando una vuelta por tu blog. Es muy interesante… qué envidia me das, dando la vuelta al mundo! Pásalo muy bien y sigue contando, así podemos viajar también nosotros desde el sillón 😉

    Un abrazo!

  15. Emilio, pues riéte pero un ND me habría venido genial. Tenía uno, pero he tenido que cambiar la lente y esta es más grande! Así que no vale!! 🙁

    Nuala, 🙂 Lo cierto es que Laos es muuuuy tranquilo. 🙂 No stress!!!

    Jose Diego, gracias a ti!!

    Memoriadepez, ciertamente, estoy sorprendido al ver que en Laos eso del inglés es marciano. Muy muy poca gente chapurrea alguna palabra!!

    Krimo, claro que si. A por ello!!

    Diego, pues échale un ojo en el google maps. Me habría gustado hacer un mapita explicativo, pero espero que valga con los puntos de intersecciones. Si necesitas más datos, dímeloooooo!!!

    Japogo, si, uno se cuestiona como es posible que me sacara una ingeniería! En mi defensa, señor juez, tengo que decir, que decidí hacer la ruta más larga al final del primer día, así que no estaba del todo claro… pero vamos, se olía.

    Yoda, Japogo, ella era encantadora a pesar de que la foto no hace demasiada justicia. Él como todos los ebrios, pues un poco chapas, sin entender cuando alguien dice no… 🙂

    Oria, nada, me tome un chupito del matarratas ese y poco más. Agua con la comida y un café a tope para coger la moto. No te preocupes, mami.

    Cilinderman, pues si, porque no lo tengo!!! jajajajaja!!!

    Javier I. Sampedro, el efecto se llama efecto seda. Es muy fácil de conseguir. Nececitas un trípode y o poca luz (que sea tarde) o un filtro de Densidad Neutra, que lo único que hace es que entre menos luz y por lo tanto generas una foto de larga exposición. 🙂

    Superwoman, muchas supergracias. Creo que fuiste la primera en decírmelo!! 🙂 Yo no sabía nada!! 😀

    Marie Midi, pues vi, viven felices con poco, pero claro, si pasa algo (cómo lo del Ketsana) pues es un desastre por que no están preparados para ningún inconveniente. Por lo demás, ellos encantadores y yo con mis gestos, creo que también. 🙂

    Morfet, 🙂

    Chary Serrano, a pasarlo bien. Saluda a mi hermano!!!

    CARMEN, pues no te creas que lo tengo claro. Supongo que muchísima soja? 🙂 Por cierto, a ver si echo un ojo a las fotos de Iceland… están en el FB?

    Javi “On the Road”, que facilidad para crear phsyco-killers? No llevarás demasiado tiempo cerca de EEUU?

    Virginia, es que no sabía cuando salía!! 😀

    Elena, si si, fue una sorpresa!! 🙂

    Regulero, gracias a ti por pasarte por aquí!!

    Pierre Nodoyuna, aquí no se complican. Sopa de Noodles con ternera. Un clásico básico. Eso si, saco la carne de la nevera (o algo así) me la señaló y empezó a despedazarla sin compasión. Que de ternura!! 🙂

    Nico Cinero, no te parece que ya me humillo suficiente por aquí cómo para encima tener que decir TODAS las veces que me pierdo? Información e indicaciones muy pocas, la verdad… 🙂

    David, pues genial. Ponte cómodo!!!

    Saludos a todos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *