Día 256: Una de branquias… con la calma

(Se nos olvidó el protector solar, si no este post habría llegado un 30 de Enero de 2010)

Pulau Bunaken 23

Tres vuelos y un barco después llegaba a la remota isla de Pulau Bunaken. Algo más de 24 horas de nada. ¿Quién dijo miedo? Viendo el descontrol transportil había decidido no estresarme. Para no andar agonizando entre cambio y cambio iba comprando el billete del avión directamente en cada aeropuerto. Como si fuera un autobús.

Pulau Bunaken 07

Pulau Bunaken 04

Y realmente lo era. El primero de todos, pequeño y con hélices, hizo alguna parada intermedia sólo para los que tuvieran que bajarse. El resto, a esperar a los que subieran y ale, en menos de 15 minutos desde el aterrizaje ya estábamos de nuevo en el aire. ¿Qué excusas son esas de que tras cada vuelo hay que chequear todos los sistemas de vuelo? Pamplinas del primer mundo.

Pulau Bunaken 22

Pulau Bunaken 10

El barco que unía Manado con Pulau Bunaken también tenía su dosis de desconcierto. Un único barco (o eso me habían dicho) al día. ¿A que hora sale? A la 1.00 pm, sir. A las 2.00 pm, sir. Seamos conservadores. A las 12.30 am estaba en el puerto.

Pulau Bunaken 09

Pulau Bunaken 05

Pregunté directamente al capitán. A las 14.00, sir. Bueno, más vale pronto que tarde y me da tiempo a comer loquequieraquesea que están vendiendo en estos puestos. A las 15.45 salía el barco. Sigh. ¿Es que ni siquiera hay consenso en la mentira? ¿Planes? ¿Quién quiere planes?

Pulau Bunaken 14

Pulau Bunaken 18

¿Qué me llevaba a aquel punto alejado? Pues el confesable vicio del buceo. Una vez más. No quedándome muchos día en el sudeste asiático, había decidido aprovechar. En cuanto abandone estas tierras me temo que el vicio será bastante más caro y habrá de caer en el saco de lo haré cuando pueda, lo haré cuando tenga dinero. Además, que diablos, estoy en la mejor región del mundo para hacer buceo. ¿Cómo negarme? ¿Y por qué siempre parece que tengo que justificarme para bucear?

Bunaken Underwater 17

Bunaken Underwater 15

Bunaken Underwater 03

Apenas tres poblados pesqueros poblaban el conglomerado de palmeras y selva que cubría la isla. Una única carretera (que responde al nombre de carretera para entendernos) que la cruzaba de punta y donde el único transporte posible corría a cargo de la buena voluntad (a cambio de algunas rupias) de algún motorista.

Pulau Bunaken 08

(La Bunaken Highway)

Pulau Bunaken 02

Pulau Bunaken 06

Con problemas de agua corriente que tiene que ser transportada desde tierra por barco y sólo con corriente eléctrica por la noche. El resto mediante generadores, el que los tenga. Que tampoco tiene que ser obligatorio. Allí se juntaban todos a la luz de unas velas o de una lámpara de gas y aquí no ha pasado nada. Risas, alguna guitarra, cantos y tremenda vida social entre las pequeñas familias. ¿Quién quiere luz?

Pulau Bunaken 03

Pulau Bunaken 13

Pulau Bunaken 12

(Jugando a las “cocinitas”… no somos tan distintos como créemos)

Es la descripción de una isla que vive a un ritmo pausado (quizás demasiado), donde no hay prisa por que pase nada. Sin cajeros, sin bancos, sin nada que no sean casas de pescadores y los “resorts” a pie de playa para atender las demandas buceadores, no hay demasiado que hacer, salvo pasear, zambullirse en un buen libro al suave compás de una hamaca o sumergirse en las inmaculadas aguas que la rodean.

Bunaken Underwater 11

Bunaken Underwater 06

Bunaken Underwater 09

(Dos impresionantes ejemplares de pez hoja… si son dos peces. ¡Lo juro!)

Transparentes, las aguas se pierden en la oscuridad que dan las paredes verticales (que llegan a alcanzar los 1500 metros de profundidad en algunas partes), hogar de millares de peces coronados por fabulosos corales. Es incansable. E inabarcable. La isla tiene tantos puntos de inmersión como uno quiero imaginarse. Y si uno se cansa, las pequeñas islas colindantes añaden aún más destinos para los buzos insaciables.

Pulau Bunaken 01

Pulau Bunaken 21

Pulau Bunaken 20

Fue además mi primera experiencia de buceo con gente local. Todos las inmersiones anteriores venían organizadas por extranjeros, mayoritariamente ingleses o australianos o neozelandeses, pero aquí eran responsabilidad local.

Pulau Bunaken 15

Bunaken Underwater 18

Bunaken Underwater 12

(¿Tú crees que nos habrá visto?)

Lo cual tenía unos cuantos matices. Aquí que cada cual se atienda a si mismo. Nada de chequear al compañero antes de lanzarse al agua, nada de esperar. Nos vemos abajo. Muy al estilo asiático, aquí ya somos mayorcitos todos para saber lo que hay que hacer, no hay normas definidas. Y al igual que el estilo asiático si bien era un poco caótico al principio, en el momento que empezabas a extraer el modus operandi, todo empezaba a encajar.

Pulau Bunaken 11

Bunaken Underwater 14

Bunaken Underwater 10

Una de las “ventajas” es que se podía aguantar bajo el agua hasta que el aire comprimido no diera para más. Muy alejado del conservador buceo occidental que te saca del agua con casi un cuarto de aire en la botella y que lleva a la mentira. Si. Lo reconozco. Confieso. Siempre a sabiendas de tanto despilfarro acaba avisando al divemaster de mi bajo nivel de aire más tarde de lo que debiera. Segundos, quizás minutos de más en la pecera. ¿Cómo resistirme?

Bunaken Underwater 05

Bunaken Underwater 16

(Un “precioso” ejemplar de pez piedra, que si no fuera por la gracia del flash serías casi incapaces de distinguirlo)

Pero aquí, con arrecifes que suben hasta casi la superficie, para cuando tienes poco aire ya estas casi en la superficie y te has pasado la parada de seguridad sin darte cuenta persiguiendo a peces payaso o asombrándote con las formas de los corales y todo los que se mueve entre ellos.

Bunaken Underwater 19

Así que uno se cuida de si mismo. Que te queda poco aire, pues para arriba y a esperar tranquilamente a que te recoja la barca, que el resto seguimos haciendo la sirena. Otra “ventaja”, los más inexpertos (como moi) no se estresan porque estén quitando tiempo a los más expertos. Pero bueno, en todo este proceso estoy seguro de que rompimos todas las normas preventivas posibles. Sin rubor, que uno ya está hecho al Asian style.

Bunaken Underwater 20

Para muchos el mejor sitio de buceo de Indonesia.

Claro, que a mí aún me quedaba por ir a Flores…

Pulau Bunaken 19

Todas las fotos de una isla donde el tiempo pasa más despacio, aquí.
Todas las fotos ya limpitas de nitrógeno y otros gases no deseables,
aquí.

28 comentarios en “Día 256: Una de branquias… con la calma

  1. ¡Qué armonía! Muy bien acompañadas las imágenes marinas con la calma familiar isleña. Una nueva muestra para saber que no necesitamos mucho más para ser felices…
    PD: En la cuarta, el niño muestra el dedito característico en son de paz? O vamos al mismo significado de guasa que se tiene por aquí?

  2. Cuánta tranquilidad! Si uno se acostumbra a este ritmo de vida, debe ser4 super difícil volver a la normalidad!

    Realmente no me imagino el cambio que supondra todo cuando abandones el sudeste asiático.

    La G11 se esta portando de maravilla por lo que veo, ¿no?

    Suerte!

  3. Las fotos bajo el agua son una pasada, que maravilla de camarita, casi que uno pudiera tocar los pececitos y todo. Nunca me cansaré de decir lo afortunado que eres por las experiencias que estás viviendo y afortunados nosotros que nos lo transmitas y disfrutemos con cada post acompañado de fotos geniales.

    Un saludo boqueron 😉

  4. Oye pues, aunque suene un poco ‘paternalista’, ten cuidado con eso del buceo en plan ‘relajao’ y no te confíes demasiado, a ver si nos vas a dejar sin tus crónicas, y eso sí que no se puede permitir, eh?
    Enfín, mu buenas fotos y post, como de costumbre. Mi favorita la primera, de los chavales saltando
    Saludos desde London

  5. la ultima fotico me encanto, es como perfecta. De andar dando excusas de porque te vas a bucear ni te apures, creo que todos se dieron cuenta lo mucho que te gusta XD. y los peces hoja y piedra hay que pasar un tiempo para tomarles forma, en moviemiento será otra cosa.

    Saludos

  6. Y mi pregunta es: Despues de esta tranquilidad y este sosiego, ¿serás capaz de readaptarte a la locura y velocidad de ciudades como Madrid, Londres, Tokio?

    A mi, que incluso me he ido a vivir a un pueblecito apartado, cuando me tocado pasar alguna temporada por Madrid he sido incapaz de adaptarme a ese ritmo. Supongo me pasa al contrario que a ti por esos mundos, yo en las grandes ciudades veo que todo pasa rápido muy rápido casi que marea. En tu caso supongo te sentirás como Neo en Matrix,o como Hiro Nakamura en Heroes.

    Saludos

  7. Hola!!!!
    Cada vez que visito tu blog… ALUCINO CON LAS FOTOOOOOS!!! QUE PASADA!!!
    Los retratos són magníficos!!!
    (tienes algún retoque predeterminado? o te salen así?)
    de todas formas… son geniales!
    Salut!

  8. Japogo, es la moda, tengo una colección de niños poniendo posturas con las manos, el dedito, los cuernos, etc… el caso es que lo hacen porque les parece mucho más cool. ¬¬ Son como muy mangas…

    Cilinderman, pues ya veremos como llevo el cambio, me queda muy poquito por aquí ya…

    Albert, no sería mala idea… 🙂

    Memoriadepez, si, tiene un poquito de todo, no? Lo cierto es que cómo fue tan de relax… no sabía muy bien que contar en el post!! XDD

    Empecinado, tenéis que venir a Flores. Yo solo he pisado Labuanbajo y paseado por las islas colindantes y la zona es espectacular… muy tranquila también.

    Javier I. Sampedro, la cámara de momento se está portando estupendamente… espero que dure. Y si, soy un afortunado, lo tengo muy claro. 🙂

    Rhamnus, tranquilo “papi”, que yo no me confío demasiado, pero bueno es que es una necesidad aprovechar el aire hasta el final!! XDD

    Belén, en el síndrome paternal o en que tu foto favorita también es la primera? 😉

    Morfet, lo del mimetismo es alucinante. Yo no veo la mitad de las cosas a menso que el dive master me las señale. Y los peces roca, a veces los he tenido a un palmo y no los he visto. Con el flash aparecen un poco rojos, pero es que el rojo no existe a 20 metros, así que imagínate…

    Vane, lo miiiiismoooooooo siiiiii haaaaaablaaaaaamoooooooos baaaaaalleeeeeeenooooooooo…. conseguiemos que el tiempo vaya más lento… o no?

    Monchoman, esa es la gracia, es que no se mueven. Son muy difíciles de ver. El mimetismo es alucinante…

    Queseyo, es verdad… eso no se puede permitir!! XD

    Jose Diego, seguro que sí, a mi las grandes ciudades me chiflan, pero bueno, esto es otra historia… XD

    Kike, muchas gracias!!

    Diego Labajos, muchas gracias… vamos cogiendole el truquillo… 🙂

    Ontravelling, todas las fotos están pasadas por Lightroom y PS. No tengo ningún retoque específico, según me da. Vamos, que no uso presets. Todo desde cero. 🙂

    Saludos y muchísimas gracias por comentar!!!

    🙂

  9. A mí me da que te estás haciendo adicto al nitrógeno…

    Por cierto, los chavales indonesios sí que saben saltar a la vez, no como nosotros 🙂

  10. que lindooooos, veo que encontraste a Nemo, a las tortugas y a Dori, que guay! yo quiero ir y zambullirme de vuelta a la paz y la tranquiiiiliiiidaaaad….por cierto como hiciste las fotos submarinas? funda para tu camara?
    mil besitos nuestro asiatico favorito!

  11. Pierre, sobreestimas a los chavales indonesios, tanto como subestimas vuestra capacidad de salto. Me costo miles de intentos, que ellos disfrutaron enormemente, por cierto.

    Carlos Castillo, no me atrevo a dar una fecha!! jajaja!

    Alicia, muchas gracias!!

    Carmen, jajaja!!

    Bego, me hice con una Canon G11 y una funda sumergible… 😉

    Enrique, cosas de Saruman… que me la lia, que me la lia…

    😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *