El Mar de Hielo y el Balcón Norte

Mer de Glace & Balcón Norte 01

No eran sino las nubes las que engullían los bosques y las montañas mientras el añejo tren cremallera de Montenvers, con más de un siglo de edad, subía vía a vía, los mil metros que le habían de llevar hasta los 1909 de uno de los balcones más impresionantes de Chamonix. El que permitía ver en gran parte de su esplendor al Mar de Hielo.

Mer de Glace & Balcón Norte 03

Mer de Glace & Balcón Norte 04

Mer de Glace & Balcón Norte 10

Lo de esplendor, no dejaba de ser un poco irónico. Sí, se venía magnífico desde la altura, arrastrándose su serpenteante morrena por entre las montañas, pero apenas era una sombra de lo que había sido. Como todo, con los años, no le quedaba más que encogerse y en este proceso menguante sigue hoy en día. ¿Desaparecerá?

Mer de Glace & Balcón Norte 13

Mer de Glace & Balcón Norte 07

(Nivel del Glaciar hace 20 años)

Mer de Glace & Balcón Norte 11

Hay quién no le augura ni a él ni a ninguno de sus gélidos compañeros más de una veintena de años, otros más optimistas piensan que se recuperará, pero remitiéndonos a las pruebas, empíricas, que muestran las paredes de roca desnuda por donde antes habitó, no hay motivos para alegrarse. El proceso de desaparición se sigue sucediendo.

Mer de Glace & Balcón Norte 08

Mer de Glace & Balcón Norte 09

Unas escaleras metálicas, clavadas en la roca, se adentraban en la bajada, acercándose al coloso, mientras sobre la superficie y muy a lo lejos, se podían vislumbrar a grupos de hormiguitas humanas, ataviados con capas de ropa, crampones y piolets, intentando caminar sobre su superficie.

Mer de Glace & Balcón Norte 02

(Al menos tres grupitos de personas en la foto, las ven?)

Mer de Glace & Balcón Norte 16

Bajaban, decía, las escaleras hasta lo más profundo de una piel de 200 metros de grosor, donde cada año se hora una pequeña cueva, llena de esculturas de hielo. Una pequeña cicatriz perforada, que cada año, ha de rehacerse, pues el Glaciar, que a pesar de ser de hielo esta vivo, se mueve a ritmo de un centímetro por hora, se contrae y se expande, dejándolo las anteriores inutilizables.

Mer de Glace & Balcón Norte 05

Mer de Glace & Balcón Norte 06

Mer de Glace & Balcón Norte 20

Lo cierto, es que todo el valle, fue en su momento un gigantesco valle glaciar, donde supongo que la fuerza del hielo, moldearía las montañas, pero de eso hace muchos muchísimos siglos. Aún así, el Mar de Hielo (Mer de Glace) es la lengua que más baja hoy en día al valle. La más visitada, porque desde hace un siglo, ya tenía instalaciones turísticas. Todo un reclamo para Chamonix. Venga, haga trekking, suba a la montaña, entre en un Glaciar. No está nada mal.

Mer de Glace & Balcón Norte 17

Mer de Glace & Balcón Norte 18

Mer de Glace & Balcón Norte 24

Desde aquí, desde el balcón, comenzaba la ruta. Estábamos a media montaña del macizo del Mont Blanc, por su cara norte, dándole nombre al la ruta (el balcón Norte), que subía suavemente hasta llegar a Plan de l’Aiguille. Los Glaciares y los cuatromiles desaparecían y desde allí el paseo era una privilegiada vista del Macizo de las Agujas Rojas, allá, al otro lado del valle.

Mer de Glace & Balcón Norte 21

Mer de Glace & Balcón Norte 15

Mer de Glace & Balcón Norte 23

El paseito, precioso, era muy agradecido y no era una ruta destroy, cosa que mis maltrechos músculos (ver episodios anteriores) agradecían. Pero esta panóramica, ahora desde la distancia permitía ver lo que habíamos caminado en nuestra ruta por el Lago Blanco, donde se podían apreciar como habíamos cruzado curvas de nivel como si no hubiera un mañana.

Mer de Glace & Balcón Norte 22

Pero obviando mis reiteradas quejas, presas de mi estado físico salchichero, lo cierto es que es una de mas rutas más sencillitas de hacer de toda la zona, una buena manera de completar la visita al famoso Glaciar, darse una buena pateadilla y disfrutar del paisaje.

Mer de Glace & Balcón Norte 25

Más info: Yokmok | Galería de fotos

10 comentarios en “El Mar de Hielo y el Balcón Norte

  1. digo de esas fotos donde te tomas a tí y al resto de la montaña debajo de tí como si la hubieras conquistado 😛 aunque no estoy seguro que aplicara en este caso. mmm Ignacio . . . si te preguntara en este momento ¿hey Ignacio cuantas montañas has escalado?, . . . ya perdiste la cuenta verdad?? 😛

  2. Te has deleitado con los Dru ¿eh? 😉
    Yo también anduve por allí en semana santa aunque me quedé con las ganas de dar un paseico como el tuyo (mi compañera no estaba para esos trotes) y me tuve que conformar con una visita turística a la cueva de hielo.

  3. Jan, cierto… una pena. 🙁

    Monchoman, ciertamente… ni idea!! jajajja!!!

    Zaraka, pues una pena, aunque la cueva de hielo también es bien chula!

    Pau, 🙂

    Japogo, lo has encontrado? 🙂

    Segaly, gracias!

    Beita, 🙂 Muchas gracias a ti, montañera!!

    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *