A la caza de las Perseidas

Hunting Perseids 04

El cometa 109P/Swift-Tuttle se cruzó por última vez con la órbita de la Tierra en 1992 dejando tras de si un rastro de trozos de su cola que quedaron flotando en el espacio. La Tierra en su giro alrededor del sol se cruza con estos rastros cada verano y estos pequeños trozos de cometa entran en la atmósfera, desintegrándose en una enorme llamarada que cruza el cielo. Estrellas fugaces que en estas fechas se convierten en lluvias de estrellas. Apareciendo por la constelación de Perseo, quién diría que cada uno de estos trozos no supera el tamaño de un grano de arena.

Hunting Perseids 02

Hunting Perseids 01

Un espectáculo y una excusa para juntarse con amigos y hablar de todo mientras miras al cielo a esperar las efímeras trazas que se dibujan durante breves instantes en el cielo. No hubo mucha suerte a la hora de cazarlas, pero el cielo era de cualquier manera tremendamente espectacular. Y yo tuve la suerte de compartirlo en un minubetrip con Pedro, Emilio, Javier, Carmen y Miguel tumbados bajo el cielo de Tarifa, Cádiz, invitados por Ford en su presentación del Ford EcoSport. Pero mientras llegamos a ese tema nos quedamos mirando las constelaciones, rellenando las copas y aprovechando para pedir deseos. Que esta noche estamos de saldo.

Hunting Perseids 03

10 comentarios en “A la caza de las Perseidas

  1. Menuda pasada de fotos, ahora me da cosa sacar las mías, no dí con un sitio bueno bueno para ir a hacerlas, están genial.

    El año que viene tendré que invitarte a unas birras y nos vamos a echarlas.

  2. Fantásticas fotos Ignacio, me quedo con esta frase, “pero el cielo era de cualquier manera tremendamente espectacular.” El cielo es siempre tremendamente expectacular, yo siempre que puedo disfruto de él.

    El blog del viajero, indudablemente gran angular, ten en cuenta que cuanto más espacio captures más posibilidades de que se cruce alguna por el fotograma. Y aún así se tiene que dar en los +/- 30 segundos que tienes abierto el obturador.

    saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *