La Integral de la Pedriza

(Tal y como sucedió un 15 de Marzo de 2014)

Integral de La Pedriza 01

Los rayos de sol recién nacidos, pintaban los canchales y riscos graníticos de un breve y efímero tono anaranjado cuando comenzamos a caminar. El Yelmo nos observaba sin pausa como nuestros pequeños pasos nos empezaban a alejarnos de Manzanares el Real hasta adentrarnos en el Inicio de La Pedriza. Nos esperaba una larga caminata, probablemente una de las rutas más duras e interesantes que pueden hacerse en este intrincado macizo de rocas de la Sierra de Madrid.

Integral de La Pedriza 02

Siempre me ha encantado la Pedriza, tiene algo mágico en las infinitas formas de las rocas que la conforman, donde al igual que con las nubes cada uno deja volar su imaginación para ver en ellas animales y seres mitológicos. Ese día íbamos a poder recrearnos en este ejercicio durante horas, nos esperaba una vuelta completa a todo el batolito en lo que se conoce como la Ruta Integral de la Pedriza. Traducido quiere decir “un rompepiernas de dimensiones épicas”. Lo de épicas es algo que añado yo a todo por eso de meterme en el personaje, pero entre nosotros, nos esperaba un día de aúpa.

0.a.plano

(Recorrido de la Ruta – Imagen de Always Too Low)

José, mi padre, mi hermano y yo llegábamos a los 1025 metros de Cantocochino donde comenzamos la ruta en acompañados por el arrullo del Manzanares, bordeándolo con la Sierra de Guadarrama, preciosa con su capa de nieve, al fondo. Un precioso día de Marzo para caminar. La fecha no había sido elegida al azar, sabíamos que necesitábamos unas 12 horas para completar la ruta y por lo tanto buscábamos tener al menos esas 12 horas de luz. Dejarla para el verano supondría tener más luz, pero también pasar la mayor parte del día bajo un sol de justicia.

Integral de La Pedriza 03

Integral de La Pedriza 04

Integral de La Pedriza 05

Cierto que muchos de los árboles seguían en el invierno, desnudos de hojas y nuevos brotes, pero al menos teníamos la nieve y los siempre eternos pinos que nos acompañaron en nuestro primer tramo de subida hasta el Collado del Cabrón (1303 metros). ¿Vamos bien? Vamos bien. Somos unos machotes. Esto no es para tanto. Lo bonito que es venirse arriba antes de tiempo.

Integral de La Pedriza 08

Integral de La Pedriza 06

Integral de La Pedriza 11

A partir de ahí comenzó una… interesante… parte en la que los caminos dejan de existir y uno depende de aumentar su capacidad de rozamiento y hacer el vacío con manos y pies para encaramarse de roca en roca. Esta noble técnica, ya acuñada como hacer el Gollum, se convertiría en una constante durante toda la travesía, a tramos intermitentes, bordeando el Circo de la Pedriza hasta llegar a uno de los puntos más impresionantes de la Pedriza y la Sierra de Madrid. Los 2015 metros de la Torres.

Integral de La Pedriza 07

Integral de La Pedriza 09

Integral de La Pedriza 10

Los mazacotes de piedra se elevan, rodeados de neveros. Un lugar ideal para reponer fuerzas a base de un bocata recién hecho, descansar las piedras y admirar las formaciones de granito. Dicen los geólogos que el granito de la Pedriza aparece cuando se desmantelaron los materiales que los cubrían en primera estancia. El granito después de todo, resiste lo que le eches (por eso siguen ahí) pero muchos de los minerales que lo componen (como el cuarzo, el feldespato y la mica) al estar expuestos al ambiente sufren más los efectos extremos de la temperatura, especialmente el del frío, así que se acaban produciendo roturas.

Integral de La Pedriza 22

(Las Torres)

Integral de La Pedriza 16

Integral de La Pedriza 15

Integral de La Pedriza 14

En muchas de esas roturas el invierno es inmisericorde y el agua y la nieve se congela y sigue rompiendo y moldeando sus formas mientras el viento se encarga de pulir todas las aristas. A una escala mucho mayor de la que podemos percibir, la Pedriza se mueve. Esta viva. Sería alucinante hacer un timelapse de millones de años para verla latir. Integral de La Pedriza 28

Integral de La Pedriza 23

Integral de La Pedriza 21

Admirarlas podía llevarnos muchas horas, pero había que seguir y quedaba la parte más dura. La que te convierte en cabra montesa y te obliga a caminar saltando entre roca y roca o descendiendo de rocas como buenamente puedes. Había que atravesar todas esas hileras de afilados dientes que conforman la Pedriza Posterior.

Integral de La Pedriza 25

Integral de La Pedriza 30

Integral de La Pedriza 24

Es un trabajo arduo pesado, que te obliga a medio arrastrarte por pequeñas cuevas sabiendo que no te queda más remedio que seguir adelante. Las piernas se quejan (la rodilla afortunadamente no mucho), el tiempo avanza y el sol va cayendo lentamente y el camino inexistente, solo marcado por hitos de piedra y un par de rayas en algunas rocas se va volviendo extenuante. Algo que parece divertir a las cabras, auténticas damas y señoras de esta zona.

Integral de La Pedriza 31

Integral de La Pedriza 32

Integral de La Pedriza 33

Integral de La Pedriza 34

Tramo final, alcanzado el collado de la Dehesilla con las luces del atardecer. Aun queda un buen tramo y ya acumulamos no se cuantos pasos y no se cuantas horas hasta adentrarnos en la Pedriza Anterior, la que da la cara ante Manzanares, la que corona el Yelmo, la que te hace caminar como un explorador entre jaras que ya comienzan a oler. Delicioso tramo, donde se ve a lo lejos y abajo el punto final, pero donde aún resta más de una hora de caminata y donde las piernas se doblan, carentes de fuerzas.

Integral de La Pedriza 36

Integral de La Pedriza 35

Integral de La Pedriza 38

Integral de La Pedriza 39

Llegamos como pudimos al destino. Llegamos cambiando las luces de sitio, la del amanecer por la del atardecer, llegamos después de 12 horas, 25 kilómetros y casi 40.000 pasos. Las agujetas habrían de ser épicas también, pero cuando desaparecieran solo quedaría en la memoria esa preciosa ruta. Dura, si, pero llena de rincones preciosos. Y encima con el lujazo de haberla compartido con José, mi padre y mi hermano. ¡Que bonita es la Pedriza! Que nos siga regalando un montón de recuerdos.

Integral de La Pedriza 44

Más fotos: Galería Integral de la Pedriza.

Todas las fotos están hechas con la Sony NEX-6, que gané en el Sony Reto Wifi y que se ha convertido en mi opción cuando tengo que ir sin peso.

8 comentarios en “La Integral de la Pedriza

  1. Hacer el Gollum?? jajajaajajaja. Te has olvidado de una dificultad más, llevar tu cámara. De este post me quedo con la magnífica compañía. Y me hago fan de tu padre, que lo sepas. :-*

  2. Preciosa la ruta pero seguro que la dureza de la misma se hizo más llevadera en tan buena compañía. Hicieron bien llevándola a cabo cuando aún el sol no aprieta mucho y el poder disfrutar también de las vistas con algunos restos de nieve. Genial el haber ido algo más ligero en lo que a equipamiento fotográfico se refiere y con una calidad excelente.

    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *