Memorias de Kenia (III): Nakuru

En la oscuridad de la noche nos rodeaban ojos. Bastaba con hacer una ráfaga con la linterna para verlos aparecer, blancos, reflectantes y sentirte en una película de miedo o de dibujos animados. Mientras, el campamento, bajo millones de estrellas permanecía impasible. La hoguera debía llamarles la atención tanto como mantenerles alejados. Los ruidos eso […]

Sigue leyendo