La huella de Occidente. Shanghái (4)

Corría el siglo XVIII y los productos chinos tales como la seda, el té o la porcelanaeran ampliamente codiciados por los compradores europeos. A pesar de está interesante demanda el gobierno chino, gobernado por Qianlong no estaba interesado en el comercio europeo, pues consideraban su influencia bastante nociva para la cultura china. Hecha la ley […]

Sigue leyendo