Cambio de guardia

Cuando uno se imargina el cambio de guardia en Buckingham Palace, con la flor y nata de las tropas reales, y tras ser una obligación en muchas de las guías de viaje, uno, inocente, se espera algo impresionante y se martiriza pensando en como no ha podido todavía recrear los sentidos con semejante supuesto espectáculo. […]

Sigue leyendo

Erasmus Revival: Conclusión (al fin)

Después de alargar, de nuevo, innecesarimente la espera en cuestión de ritmo novelístico pero necesariamente en cuestión de tiempo vital, vuelvo a vosotros para cerrar esta capítulo y dejar para la semana que viene, los nuevos arcos argumentales. Será esta una crónica breve, pues no estaban los cuerpos de los gerreros zulukus listas para muchos […]

Sigue leyendo

Erasmus Revival: Nudo (2)

Muy felices os las prometiais, queridismos mios, si pensabais que me habia olvidado de completar esta historia, pero pasa que mientras arreglo mi maquina temporal para tener mas horas al dia, no me queda otra que crear una falsa expectacion en las siguientes entregas y sonyar con alcanzar el suenyo utopico de ponerme al dia. […]

Sigue leyendo

Erasmus Revival: Nudo

Como ya se podía intuir, no son fueron muchas las horas de sueño de los sufridos ex-erasmus y amigos. Desayuno y empalmada (leáse sin sorna) con la comida una de las maravillosas tres terrazas de que disponía la casa mansión. Por que desde lo alto de Barad-dûr, controlando las vistas, entre legañas, disfrutamos de las […]

Sigue leyendo

Erasmus Revival: Planteamiento

Eránse que se eran, una panda de seres, cada cual con lo suyo, llegados cada uno desde los más reconditos e inhóspitos parajes de la geografía ibérica hasta la germana ciudad de Karlsruhe. Antes de eso, no se conocían, no sabían cual era su nombre, ni que les gustaba a cada uno, ni lo que […]

Sigue leyendo

Y vivieron felices (esperemos)

Bueno amiguitos del metal, compañeros de lecturas. Mucho dejo que desear para cubrir vuestros huecos cafeteros y perder vuestros cinco minutillos diarios. De momento seguimos con retrasos y espero en algún futuro próximo volver a hablar de Londres (O no). Omitiré mientas tanto el espinoso tema de la vivienda. Pero dejemonos de pamplinas, que lo […]

Sigue leyendo