8 horas no son nada. O como el honor es lo primero que se pierde. Tanzawa (y 2).

– Ignacio, Ignacio… despierta hombre, que ya son las 5.00 de la mañana…– Ay, ay, finnco minautzitofs máa – dijo adormecido sintiendo aún entre sueños como cada músculo de su cuerpo dolía. Y dolía. Y mucho. A su lado acompañando la incomodísima almohada, un pie japonés.– Venga, cachoperro. Que ya están todos levantado.– Groumph. Groumph. […]

Sigue leyendo

Otake San. El lobo vestido de cordero. O los oficinistas fofos se van a la montaña.

Todo comenzó de la manera más simple. Pablo, en un acto inocente (o eso creíamos) nos animaba a apuntarnos a hacer un ligero trekking por los montes cercanos de Tokio. Unas cinco horas de ruta facil/moderada, según los autores de «Hiking por Japón» de la lonely Planet. Claro que por aquel entonces no sabíamos que […]

Sigue leyendo