Impresiones, no muy buenas, de Sao Paulo

Nada de sutilezas. Dejémosnos de complacientes y educadas metáforas. Sao Paulo es un horror. Una ciudad insufrible, colapsada en casi todo momento, con un transporte público bastante deficiente y escaso, y donde la mayor parte de la gente asume sus dos horitas de atasco de ida y otras dos de vuelta para ir al trabajo […]

Sigue leyendo

Cafés y otros asuntos. Colombia (y V)

Amanecía en la Hacienda Bambusa. El sol despuntaba tímidamente entre el bosque de nubes, iluminando brevemente las paredes del caserón y los balcones con hamacas, mientras los restos de agua de la tormenta nocturna daban brillos a la mañana. Casi todo el mundo dormía aún, tan solo los colibríes, más madrugadores que ninguno, se afanaban […]

Sigue leyendo

Cartagena y algunas notas de la historia reciente. Colombia (III)

Cartagena de Indias estaba tan bruscamente dividida que parecían dos sitios diferentes. A un lado, adentrándose en Bocanegra, se alzaban decenas de complejos, altos hoteles de decenas de plantas hasta pie de playa, es allí donde se dan cita los más modernos, los más chics, entre cafeterías y restaurantes de diseño, discotecas y apartamentos de […]

Sigue leyendo