Barcelona desde el aire

El helicóptero se elevo y esta vez, al fin, iba yo dentro. Fueron apenas 10 minutos de libélula mecánica, de sonido atronador por los cielos de Barcelona. Absolutamente exquisito. Supo a poco, en una ley injusta que no te permite saborear los sueños todo el tiempo que uno quiera, pero y con eso cuando la […]

Sigue leyendo