Cambio de guardia

Cuando uno se imargina el cambio de guardia en Buckingham Palace, con la flor y nata de las tropas reales, y tras ser una obligación en muchas de las guías de viaje, uno, inocente, se espera algo impresionante y se martiriza pensando en como no ha podido todavía recrear los sentidos con semejante supuesto espectáculo. […]

Sigue leyendo