Los patos de Inokashira. Sakura (1)

En 1918 el emperador de regaló a los habitantes de Tokyo el espléndido parque de Inokashira. 383,773 metros cuadrados adornados con pinos, cipreses, azaleas y por supuesto cerezos a lo largo de un enorme y alargado lago en su parte central. Es por lo tanto uno de los lugares claves para disfrutar del Hanami. Hanami […]

Sigue leyendo

Pues llegó…

Ya prometía hace poco, pero desde hace una semana las calles están inundadas de cerezos en flor, manchas blancas y rosadas aparecen en todos los rincones de la ciudad en una fantástica contraposición al gris del cemento. La gente está feliz, radiante, de muy buen humor y gastándose los duros en nuevos discos duros para […]

Sigue leyendo