Por mucho que lo intentemos maquillar el resultado es el mismo. He estado tocando, observando y admirando cadáveres. Ahora podremos disimularlo bajo un manto de interés científico, que lo es, pero supongo que para muchos será bastante cuestionable moralmente. Para mi no. A mi me ha encantado.

Suavicemos la frase anterior, para no parecer extremadamente morboso. Pero es que Bodies, the Exhibition es eso. Una clase de biología, un estudio del cuerpo humano, con elementos reales. Se acabaron las maquetas de plástico. ¿Quieres saber como es un bazo, pues toma un bazo. Para que lo toques. ¿Quieres saber como es un hueso? Pues aquí lo puedes ver. Y así con todos los elementos del cuerpo: venas, sistema nervisos, pulmones, corazón, músculos…

Fascinante exposición. Ya sabeis que el abajo firmante es bastante (si no extremadamente) aprensivo. Buena terapia de choque. Ni me desmaye ni me temblaron las piernas. He de reconocer que ver una disección de un cerebro con trombosis me doblo un poco la rodilla, pero fue lo único. Aguanté como un machote.

El proceso de conservación es el siguiente: Se disecciona las partes que se quieran, de tal manera que se vean los huesos en un sitio, músculos, en otro, organos internos, etc. Una vez hecho esto se sumerge el cuerpo en acetona, que elimina todo rastro de agua en el cuerpo y para eliminar la acetona se introduce en un baño de un polímero (ni idea de cual) y se envasa al vacío listo para consumir. Al vacío la acetona se transforma en gas y el polímero la reemplaza, entrando en cada célula del cuerpo. Se aplica luego un catalizador para endurecerlo y dejarlo como estatua.

De todo esto sabreis mucho más los químicos, yo por mi parte me he limitado a traducirlo para tirarme el pixto. Asi que espero que tenga sentido. 😛

De esta manera comienza la clase. He de reconocer que la exhibición, a pesar del morbo, la aprensión y escrúpulos iniciales, está tratada con una exquisitez científica que te lleva a intentar entender el cuerpo humano y dejar a un lado los reparos. Si que es cierto que especialmente el primer cuerpo te deja atónito y durante un rato analizas cada milímetro. «Fijate, los huesos son feos y estar torcidos, los músculos son -nos guste o no- trozos de carne».

Te entretienes viendo como estan sujetos los tendones al hueso y empiezas a imaginarte toda maquinaria viva haciendo que eso se mueva. Tienes en la misma pieza músculos cortados o separados del hueso para que puedas apreciar el máximo de detalles. Esto lleva a encontrate cosas tan sorprendentes como esto:

Esta especialmente tiene todos los músculos separados de sus puntos de origen y levantados. Te deja con la boca abierta.

A partir de aqui comienzas a intentar buscar en tu mente todo lo que en algún momento estudiaste (hace 10 años cuando diste Biología por última vez en el Instituto) y te dispones a refrescar el conocimiento y a aprender otra vez.

A pesar de las explicaciones a lo largo de la exposición eche de menos a alguien me lo pudiera contar en mi idioma, pues dedo, brazo, pierna, ojo y pelo si se decirlo en inglés; no asi cúbito, ni radio, ni rótula, ni tímpano, ni yunque, ni lenticular, ni estribo, ni… Asi que entre que mis conocimientos de la materia no son muchos y que se llaman de otra manera, me costo seguir algunas partes. Una lástima, porque era realmente interesante.

Poco a poco se van desgranando los sistemas, el respiratorio, el digestivo (ver un intestino delgado estirado en toda su longitud es algo que si que me llamaba la antención), el reproductor, el circulatorio… A los que habeis estudiado estas cosas (Brilly, Jose, Rachel… donde estabais? ;P) os habría encantado.

Especial reseña para el sistema circulatorio. Habían conseguido separar las venas del cuerpo y podías ver un cuerpo entero solo formado por venas, sin nada más.

Para conseguir esto el proceso es diferente. Se inyecta un compuesto químico en las venas que les da color y las endurece y las protege de la corrosión de otro compuesto que se come el músculo, hueso, etc… Dejando solo las venas.

De manera similar habían aplicado el proceso a muchas partes del cuerpo, entre ellas los pulmones, de tal manera que se podían ver todos los alveolos (hasta los más diminutos).

¿Teneis interés en saber que os vais encontrando si partis a un ser humano en rodajas?

Exposición obligatoria (y un poco cara) para todos los que habeis estudiado biología, medicina, fisioterapia… Y recomendada para los que disfrutabais de «Érase una vez el cuerpo humano» y quereis actualizar vuestros conocimientos. 🙂