(Intentando recortar el retraso, sin suerte alguna. Este post debería haberse publicado un 30 de Marzo de 2010)

Wanaka and arounds 33

«¡Soy siervo del Fuego Secreto, administrador de la llama de Anor! ¡Tu Fuego Oscuro es en vano! ¡Llama de Udûn! ¡Vuelve a la Sombra! ¡NO PUEDES PASAR!»

Después de dos días sin ver el sol, entre densas nieblas y lluvias que me impidieron disfrutar de los picos de los Alpes del Sur, llegar a Wanaka bajo los rayos de sol fue una bendición. El lago, rodeado por montañas y con el parque nacional de Mount Aspiring al fondo, brillaba con vida propia. Luz. Al fin.

Wanaka and arounds 34

Wanaka and arounds 07

Lo cierto es que en general en estas pequeñas “ciudades” que uno se va encontrando por el camino, no hay mucho que hacer. Todas parecen diseñadas para atraer al relax. Paseos alrededor del lago, cafeterías al sol, algunos restaurantes y una vida que se extingue a eso de las 7 de la tarde. Llegar más tarde implica encontrarse todos los establecimientos cerrados y una sensación de lugar fantasma donde no habita un alma.

Wanaka and arounds 32

Wanaka and arounds 28

Wanaka and arounds 01

Entonces, ¿que hacer? Siempre hay mucho que elegir, pero en la mayoría son actividades al aire libre. Si que hay algún lugar “histórico” que visitar, pero desengañémonos, con los primeros europeos llegando a finales del siglo XVIII, lo más probable es que cualquier casa de Madrid centro (por ejemplo) sea bastante más “histórica”.

Wanaka and arounds 02

(Nada de histórico, esto es todo arte moderno)

Wanaka and arounds 04

Wanaka and arounds 23

Pero para ayudarte en la tarea de el que hacer y como y donde hacerlo, Nueva Zelanda tiene un servicio de ayuda al turista que deja en evidencia a cualquiera de las oficinas de turismos del resto del Mundo (o al menos de la parte que he vistitado yo). Mapas, rutas, horarios, condiciones climatológicas… es sencillamente genial. Sólo hay que llegar a una zona, buscar el i-site (information site) y en dos minutos tienes multitud de ideas para hacer. ¿Quieres un trekking largo, o un trekking corto? ¿Quieres un lugar donde tomarte un café o quieres volar?

Wanaka and arounds 19

Wanaka and arounds 06

Es indudablemente, lo primero que hago en cuanto llego a un destino. Hola. Vengo en furgoneta. Donde puedo aparcar para pasar la noche (sin pagar, claro). Donde están las duchas públicas (si las hubiera). Internet. Supermercados. Horarios. Y que puedo hacer entre hoy y mañana (con la venia del tiempo).

Wanaka and arounds 25

Wanaka and arounds 27

Wanaka and arounds 03

– Uy, lo mejor es que vaya hasta el Parque Nacional y desde allí puede hacer rutas gloriosas, desde unas horas, hasta varios días. ¿Tiene un 4×4?
– No pero tengo al Canario Milenario, que se sube lo que haga falta y por donde haga falta.
La muchacha dudó.
– No se lo recomiendo caballero, hay que cruzar ríos, el camino no está asfaltado, bla, bla, bla.

Wanaka and arounds 08

Wanaka and arounds 26

Esto es lo que no se puede hacer. Ponerme la miel en los labios con un lugar fantástico y luego asegurarme que no puedo llegar. Y lo que era peor, ¡¡estaba dudando de la capacidad del Canario Milenario!! Eso si que no, maja. Esto es un ataque frontal al orgullo. Envido más. Entro al trapo. Para allá que vamos.

Wanaka and arounds 20

Wanaka and arounds 09

Wanaka and arounds 05

Y para allá que llegamos. Los ríos apenas habían sido de unos metros de longitud sin apenas profundidad y salvo el traqueteo por el camino empedrado que había creado unaa capa de dos dedos de polvo por fuera (y por dentro) de la furgoneta, no había tenido mayor problema. (¡¡Exagerada!!)

Wanaka and arounds 10

Wanaka and arounds 12

Opté por una de las rutas más clásicas de la zona. La Rob Roy Valley Track. Unas cuatro horas entre ida y vuelta por el corazón del Parque Nacional. Además, añadiendo un día espectacular y terminando la receta con un ambiente otoñal que ya hacía demasiado que añoraba. Tras casi nueve meses de verano, echaba de menos los amarillos, naranjas y ocres.

Wanaka and arounds 22

Wanaka and arounds 11

Wanaka and arounds 15

Y efectivamente, se merecía el paseo. Bajo la sombra de los árboles, el arrullo del río, entre un estrecho paso para llegar a ver el glaciar… desde abajo. En mitad de un valle cerrado, un circo de montañas por donde caían cascadas y la gente se perdía en la distancia. En lo alto en glaciar imperecedero, desafíando al sol. El mismo Glaciar, que habréis visto y esta vez desde arriba, en las primera imágenes de las dos Torres (mientras el eco de una voz gritaba imponente un tal “¡¡No puedes pasar!!”).

Wanaka and arounds 14

Wanaka and arounds 21

Creo que es imposible terminar en una sola vida todas la rutas que hay por las montañas de Nueva Zelanda. Todas son demasiado apetecibles y algunas requieren de tres, cuatro o más días. Travesías entre picos nevados, lugares donde sólo se puede llegar andando, con cabañas perdidas, listas para ver amanececer y atardecer.

Wanaka and arounds 29

Wanaka and arounds 16

Wanaka and arounds 17

Es sin lugar a dudas, un país preparado para disfrutar del campo. Y eso me lleva a que, a pesar de estar dedicándole mucho mucho tiempo, ya me huelo que volveré y está vez será sólo para perderme en la montaña.

No estamos sólos, Sam.

Wanaka and arounds 35

Todas las fotos, a pie de lago, por encima y desde las montañas más lejanas, aquí.