(Post que llegó cuando llegó aunque lo tuvo que haber hecho el 3 de Diciembre de 2009)

Penang 08

“Welcome to Malasia, sir!” Los saludos eran constantes mientras alguno se atrevía a ir más allá y a entablar una básica conversación, aderezada con alguna recomendación. Pero había algo que no cuadraba. Algo no encajaba. Mi sentido arácnido zumbaba. ¿Y no me piden dinero? ¿No me quieren llevar al taller artesanal de su suegro? ¿Ni al hotel de su primo? ¿Ni venderme cinco tours a special price for you, my friend? ¿Dónde estaba la trampa? Tremendamente sospechoso.

Penang 09

Penang 17

Pero no. Al día siguiente todo seguía exactamente igual. Los muchachos que cruzaban la calle en bicicleta me deseaban una buena estancia, que lo pasará bien, seguían las charlas animadas, honestas y mis malas sospechas cultivadas en meses de desconfianza se quedaban en nada.

Penang 20

Penang 07

Había llegado a Malasia. A mitad del camino entre China y la India. Ya en el siglo II fue el punto más cómodo para que ambas pudieran comerciar. Así llegaron y así se quedaron. Los locales, los chinos, los hindúes y todos los que vinieron detrás. Casi dos mil años después Malasia sigue siendo un punto de encuentro donde conviven pacíficamente musulmanes, hindúes y chinos más otras cuantas minorías. ¿Quién dijo que era imposible?

Penang 15

Penang 04

Es precisamente esta mezcla la que le da su mayor encanto a Malasia. Aunque mayoritariamente musulmán, lo mismo te encuentras una mezquita que un templo hindú, o uno chino. Chinatown, Little India y todas las mezclas de colores y sabores que uno se pueda imaginar. Fascinante mezcla.

Penang 05

Penang 06

Por supuesto también llegaron los europeos, pero unos cuantos siglos después y para variar al ruido del dinero, en este caso de las especias. La cadena de intermediarios llegaba a los mercaderes venecianos que se la compraban a los mercaderes árabes que a su vez se la compraban a los mercaderes hindúes que a su vez las compraban en la prospera ciudad de Malaca. Claro, que por aquel entonces Malasia cómo tal no existía, sino que estaba dividida en regiones controladas por sultanes.

Penang 11

Esto lo solucionamos en un pispas, dijeron los portugueses. Que es eso de que los italianos se lleven todo el pastel de las especias. No, no y mil veces no. Nos vamos nosotros hasta Malaca y montamos un monopolio en cero coma dos. Usemos la vieja estrategia de mandar un pequeño barco, incordiamos un poco, que secuestren a la tripulación y ya tenemos la excusa perfecta para organizar una invasión en toda regla.

Penang 01

Penang 12

Dicho y hecho. Llegaron se plantaron, se zurraron durante un rato y Portugal se quedó con el monopolio de las Especias. Pero la envidia, que siempre fue mala, hizo mella en los holandeses que se situaron disimuladamente al sur, en la ahora Indonesia, se aliaron con los Sultanes y se quedaron ellos con el Monopolio. Lo sentimos en el alma, mis hermanos, pero por ahí tienen la puerta a Lisboa.

Penang 03

(Y yo aprovecho para comentar, que nunca lo hago, la curiosa costumbre no solo Malaya sino del sudeste asiático de servirte las bebidas en bolsas de plástico. Aquí zumo de caña de azucar. También confieso que soy adicto)

¿Serían los holandeses los últimos? ¿Nadie echa de menos a nadie? ¿Estamos todos? Lógicamente, los británicos navegaron buscando parte del pastel. Pero con la elegancia que les caracteriza optaron por otra estrategia. Que darse de palos, sólo si no queda más remedio, my darling. Francis Light llegaba a otra pequeña isla. La deshabitada Penang. Aquí salvo algunos pescadores no hay nadie, pues visto y no visto, ahora es mío. Le pongo un fuerte, una baderita y es la hora de empezar a desviar el mercado. Y se estableció que en Penang el comercio fuera libre. En 20 años Penang contaba con más de 10.000 ciudadanos.

Penang 18

Penang 13

Y fue esta, la isla de Penang, donde se encuentra la colorida Georgetown, mi primera parada malaya. Interesante lugar. Si ya de por sí me resultaba extraña la idea de encontrarte musulmanes, chinos e hindúes tan ricamente mezclados por las calles, si además estás eran de cargado aire colonial y por lo tanto europeizadas la cosa se volvía más ecléctica, rematado con que la mayoría de la gente se comunica en inglés. ¿Pero donde estoy? ¿Esto que es?

Penang 16

Penang 19

Malasia, sir.

Welcome.