Calma en la Bretaña

Vannes 28

Las amuralladas ciudades de Vannes iluminadas y recortadas contra el cielo azul, recordaban que por allí habían pasado 1500 años de historia militar. Situado en la ahora Bretaña Francesa, surgió como una ciudad galorromana, donde un puerto favorecía la actividad comercial, pasando por el bello Golfo de Morbihan, que aún hoy en día, es el centro neurálgico de una población más dada al turismo que a las artes de la Guerra.

Vannes 27

Vannes 18

Vannes 29

De hecho la evolución natural tras visitar el casco antiguo de la ciudad, con sus pintorescas casitas de colores con entramados de madera del siglo XVI, es darse a la naturaleza y recorrer el Golfo o incluso la mucho más interesante península de Quiberon. Así que el plan estaba claro, llegar, tomar el sol, los más valientes a hacer surf y nosotros a darnos a un picnic playero a base de sidra, fresas y carnes y foies de la región. Ni tan mal, oigan.

Vannes 10

Vannes 08

Vannes 05

Vannes 09

Siguiendo lo que cabría esperar del Oeste Francés, se suceden los pueblecitos encantadores, y la mayoría de los que pasan por allí, no esperan grandes sobresaltos. Zampar marisco como si no hubiera mañana, engancharlo con cervezas heladas al sol en las terrazas y los más osados, a montarse en una bici para ir de parque en parque, aunque la experiencia nos apunta que lo mas probable es que los trayectos en bicicleta sean para seguir saltando de comida en comida y de bebida en bebida. Llámenla café si quieren.

Vannes 24

Vannes 22

Vannes 13

No quiero además, engañarles, a pesar de las fotos soleadas, de cielos impolutos y azules, lo cierto es que los locales estaban tan sorprendidos como nosotros y así felices y contentos por ver un sol que generalmente no es más que un recuerdo, brotaban como champiñones por las calles de las ciudades, se lanzaban al agua del Golfo, a nado, en kayak o en lanchas y barcos los más pudientes (que por esa zona son muchos).

Vannes 30

Vannes 25

Vannes 26

Vannes 02

Así acabas cruzando de isla a isla para tomar un café, que las vistas son muy bonitas, que se está muy agustito y nosotros lo valemos, para acabar volviendo a las calles empedradas a los pies de la catedral a tomarte la última, en forma de crêpe de esos que están tan ricos, con la masa casi crujientita con suculentos toques de chocolate o con delicatessen de carne y queso y que asegurarías que algo muy malo tiene que suceder en breve para poder compensar.

Vannes 21

Vannes 15

Vannes 04

Vannes 01

Ah Bretaña. No es de emociones fuertes, pero ¿quién las quiere?

Vannes 11

Parte del Minubetrip por el Oeste Francés, Abril 2011

7 comentarios en “Calma en la Bretaña

  1. No se como puñetas lo haces pero no puedo sacarte ni un pero a ninguna foto, parecen todas seleccionadas con una exquisitez casi enfermiza.

    EL cielo de las 2 primeras me parece espectacular!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *