Las islas del Rosario. Colombia (IV)

Islas del Rosario 07

La estabilidad de la delgada barca no ofrecía ninguna confianza, pero mientras se deslizaba suavemente por el laberinto del manglar, bastaba con mantenerse estirado y no hacer ni un movimiento brusco, lo justo para esquivar alguna rama o algún que otro tronco rebelde que se interponía en el camino. El bosque se alimentaba del agua, pero allí, en mitad del mar, en una de las Islas del Rosario, era agua salada.

Islas del Rosario 03

Islas del Rosario 06

Esa es una de las características del manglar, formado por el mangle, un tipo de árbol que tolera sin pudor el agua salada y que ampara entre su madeja de raíces sumergidas, un montón de vida, además de ser una protección natural contra huracanes y pequeños maremotos. Excelente curriculum. Lo atravesábamos pasando de la frondosidad más absoluta a claros de agua, lagos, también salados, rodeados de árboles.

Islas del Rosario 08

Islas del Rosario 05

Fue uno de los pequeños lujos de nuestro breve visita a las Islas del Rosario. Los hay con más suerte y tiempo, que optaban por la opción de quedarse alguna noche en alguno de los alojamientos de las treinta islas archipiélago, algunas tan pequeñas que sólo pueden albergar una casa. El retiro más paradisiaco. Tu propio pedacito de caribe.

Islas del Rosario 01

Islas del Rosario 11

Otros optan por islas algo más grandes, con esas habitaciones que dan directamente al mar, listos para tomar el sol y no hacer nada más que posar la mirada sobre las aguas. Pero si eres un poco más activo y la hamaca no es suficiente, siempre queda ver que secretos guardan sus aguas, pues todo está rodeados por arrecifes de coral.

Islas del Rosario 12

Islas del Rosario 09

Desde un punto de vista objetivo, no son los mejores del mundo, pero son bastante dignos para darse un buen chapuzón de snorkel, aunque como siempre, la experiencia es mucho más aconsejable si se hace con botella de oxígeno a la espalda.

Islas del Rosario 04

Islas del Rosario 13

Aún así se quedaron muchas cosas en el tintero, o mejor dicho, en la arena de la playa, y es que una excursión de un día no da para mucho, los barcos no salen excesivamente pronto y vuelven antes de lo que debieran, pero bueno, tampoco Adán y Eva pudieron estar todo lo que quisieron en el Paraíso.

Islas del Rosario 14

Parte del Minubetrip por Colombia.

6 comentarios en “Las islas del Rosario. Colombia (IV)

  1. Los manglares son alucinantes! (Y como te dice aqui_c, el manglar es el conjunto. El árbol solo (aunque nunca aparece en solitario) es el mangle.)

    Un lugar fascinante, de esos que nunca se quieren abandonar. Espero poder visitarlo algún día! Gracias por descubrirmelo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *