Nostalgia berlinesa

(Recupero aquí, unas cuantas fotos que vagaban sin rumbo por mi disco duro de un par de días que pasé en el Berlín Otoñal hace ya casi un año)

Berlin 18

Ya me habían advertido que sería divertido, pero no podía imaginarme ni las dimensiones, ni la cantidad de cachibaches absurdos, muchas veces más próximos a chatarra que a enseres útiles, que poblaban las abarrotadas e improvisadas calles del Flohmarkt am Mauerpark.

Berlin 38

Berlin 39

Berlin 46

A pocos, parecía importarles. Berlín, al fin y al cabo ha hecho de los retales su enseña y estilo. Es inevitable sentir esa sensación de romanticismo añejo al pasear por sus calles, extrañamente encantadoras a pesar de la amalgama de elementos que sin orden ni concierto las habitan.

Berlin 54

Berlin 22

Berlin 20

El mercado, era por tanto, una buena metáfora de la ciudad. El día otoñal no había podido ser más agradable y la multitud, vestida bajo la luz suave de la estación, destilaba buen rollo. Yo no pensaba comprar nada y allí estaba, perdido entre ellos. Contagiado del humor afable de su desorden.

Berlin 36

Berlin 45

Berlin 42

Podías imaginarte esas maquinas de madera para moler cafe, esas colecciones interminables de vinilos, cueros y vajillas con historia decorando cualquier casa berlinesa, el olor de las castañas asadas remarcando que nunca pasa el tiempo. Sin embargo, pocos lugares de Alemania son tan avanzados como Berlín, cuna de tendencias que marca el ritmo de muchas ciudades europeas.

Berlin 33

Berlin 34

Berlin 43

Es este contraste entre el ayer y hoy, entre estar parado y no dejar de moverse el que le da su encanto a Berlín. Cambiar para seguir igual, en la inercia del movimiento. Mirar nostálgico al futuro.

Berlin 21

Berlin 28

Berlin 24

Acabé vagando sin rumbo, perdido por Kreuzberg, el equivalente del East End londinense, saltando entre ambas orillas del río mientras atardecía, o visitando el ya muy decrépito Tacheles. El que fue un emblema del Berlín okupa, dedicado al talleres y el arte postmoderno, el mismo que resistió a la segunda Guerra Mundial y cuyo interior no quedaba un solo rincón sin graffitear.

Berlin 04

Berlin 06

Berlin 09

En aquel entonces (hace casi un año de esto) aún se podía visitar y ahora ya cierra sus puertas definitivamente. A pocos parecen importarle. Muchos de los inquilinos, recibieron dinero para irse a otro lado y los pocos que quedaban lo desalojaron voluntariamente cuando llegó el momento. Quizás víctima del turismo (recibía unas 300.000 visitas al mes) el Tacheles ya había dejado de ser lo que fue. Todo se transforma.

Berlin 10

Berlin 11

Berlin 19

Aguantaban para mi sorpresa, y ahora con la cara renovada y restaurada el icónico centenar de murales del East Side Gallery, que había sido víctima del acoso de firmas y garabatos de visitantes a lo largo de los años añadido a la erosión propia de obras al aire libre. Mensajes de esperanza tras la caída del Muro, cuya renovación ha estado cargada de polémica, especialmente porque las obras más deterioradas se taparon y se volvió a pedir a los autores que las repintaras, a lo que muchos se negaron. Así que ya no se sabe que queda de historia y que es parche encima. Muy Berlín.

Berlin 48

Berlin 51

Berlin 52

Aunque siempre merece la pena acabar, aunque sea por tradición, recorriendo el camino que une Alexanderplatz con Bradenburgertor, a través de Karl-Liebknecht-Strasse y Unter den Linden, sobre todo si es para descubrir que has llegado en el único fin de semana de un festival de luces y la mayoría de los edificios emblemáticos están iluminados.

Berlin 68

Berlin 30

Berlin 41

Por unas cosas o por otras, Berlín siempre te acaba enganchando y envidio a quienes tienen la posibilidad de vivir allí más tiempo para sacarle jugo a esa ciudad inconcebiblemente alemana.

Berlin 64

Berlín, Octubre 2011

Todas las fotos, en su galería de flickr

9 comentarios en “Nostalgia berlinesa

  1. ostras igna …. que buenos recuerdos … comparando estas fotos con las de Noche vieja … solo puedo decir … Peeeeeerrra has aprendido ha hacer fotos!!!!! (vamos mucho mas de lo que sabías)

  2. Berlín siempre merece una visita, por sus calles, su gente, su ambiente, su historia…A mi me tiene enamorada, me parece una de las mejores urbes europeas , en la que siempre puedes descubrir algo nuevo. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *