(Entre cocos y currys, retrocedan mentalmente al 3 de Enero de 2010 y tomen asiento en su tumbona)

Ko Pha Ngan 25

No sólo de fiestas salvajes vive el hombre y a pesar de que la publicidad mayoritariamente se centraba en el consumo de buckets en la full moon party lo cierto es que Ko Pha Ngan guardaba unas cuantas sorpresas y unos cuantos lugares más de bellas y cristalinas aguas sacados de fotos de ensueño.

Ko Pha Ngan 18

Ko Pha Ngan 02

No estaría bien presumir de alojamiento alegando que nos costó encontrar un lugar de caché suficiente para nuestros maltrechos huesos, más bien nos quedamos con lo único que encontramos porque la full Moon había llenado la isla y tras demasiadas infructuosas buscas y muchos “la isla está llena, mejor mira en las islas de al lado” recibimos una respuesta positiva. Si o si. Lo que sea. Yo que ya he luchado con cucarachas y ratas en las habitaciones estaba dispuesto a todo.

Ko Pha Ngan 09

Ko Pha Ngan 05

Pero hete que nos fuimos al extremo cuasiopuesto. Magníficos bungalows a pie de playa. ¡¡Y que playa!! Mirando al oeste para despedir al sol. Claro, el precio estaba en concordancia, pero bueno, un par de días son un par de días y el lugar casi desierto merecía la pena.

Ko Pha Ngan 08

Ko Pha Ngan 16

Ko Pha Ngan 15

Uno se da cuenta rápidamente de lo organizados que están los habitantes de la isla para sacarte los cuartos. Aquí se ven los años de turismo despiadado. La competencia entre los servicios no existe. Ni para los taxis. Ni para Internet. Ni para las barcas ni barcos… Nada. Todos el mismo precio. Caro, pero igual para todos. El oligopolio de los piratas.

Ko Pha Ngan 07

Ko Pha Ngan 19

Estando como estábamos fuera de un centro de ciudad teníamos que evitar el abusivo precio de los taxis como fuera. Nada. Nos hacemos con unas motos y ancha es Castilla. Nos iban a salir más baratas y además ganabamos en movilidad.

Ko Pha Ngan 13

Ko Pha Ngan 10

Claro, la misma idea habían tenido todos los farangs que llegaban a la isla. Ni motos. Ni quads. Ni coches. Si hubiera habido burros, también estarían todos alquilados. Quiso la suerte encontrar una en plena negociación con otro grupo de farangs, pero entre que si, que no, que nosotros pagamos más, miradas amenazantes y algo de suerte, al final nos la acabamos quedando. Bien por la negociaciones agresivas.

Ko Pha Ngan 17

Ko Pha Ngan 20

Con una moto, agilizamos la búsqueda de otra y para cuando la conseguimos en una peluquería perdida de la mano de Dios un par de horas después nos dimos por satisfechos. Cuatro. Dos motos. Enough.

Ko Pha Ngan 14

Ko Pha Ngan 11

Descubrimos para nuestro goce que Ko Pha Ngan estaba muy desaprovechada. Y con ello quiero decir que se han preocupado por concentrar a todo el mundo en Haad Rin, en el sur y según te alejas y te alejas va adquiriendo tintes más salvajes, las carreteras empeoran y en ocasiones solo se puede llegar a ciertos puntos mediante barcas. Una pasada.

Ko Pha Ngan 12

Ko Pha Ngan 22

Ko Pha Ngan 23

Así que trekkeamos por las montañas (en busca de cataratas que apenas existían hasta la nueva temporada de lluvias), visitamos a elefantes, nos hicimos amigos de señores barqueros, nos hartamos a comer marisco, nos hartamos a comer currys, nos hartamos a comer en general, nos hartamos a usar la tumbona… y nos hartamos a ver atardeceres.

Ko Pha Ngan 04

Ko Pha Ngan 06

Ko Pha Ngan 21

Las vacaciones de las vacaciones, donde aunque me había prometido dejar la cámara por unos días, fue imposible. ¿Cómo negarse?

Ko Pha Ngan 24