La confirmación de la impaciencia: Shuji

Por si quedaba alguna duda se confirmó sin remedio. No tengo paciencia. Sigo teniendo una capacidad nula de concentración y alta capacidad de distracción. Y ha sido el Shuji (o Shodo), el «camino de la escritura», el que me lo ha vuelto a recordar.

El Shuji es un arte y una disciplina que trabaja la caligrafía japonesa. Proveniente de la cultura China, es una practica milenaria que los niños aprenden durante años en la escuela. Un pincel, un tintero con tinta china, un pisapapeles y una pliego de papel de arroz conforman el equipo necesario para practicarlo.

Seguramente, hayáis visto en multitud de ocasiones como los chinos y japoneses deslizan con enorme gracia el pincel elegantemente por el pliego de papel, creando unos preciosos kanjis cuyo trazo se agranda, se encoje, se retuerce (La película Hero, por ejemplo, tiene una buena muestra de ello).

Este era nuestro objetivo. Trabajo ahora mismo para una empresa con un amplio porcentaje japonés y algunos de los trabajadores nipones se cargan de buena fé y nos imparten clases para aprender su lengua y algo de cultura. Ni que decir tiene que siempre que puedo participo en estas clases. Mi nivel de japonés hasta la fecha no ha llegado a un mínimo básico aceptable (ni por asomo), pero me parece tan divertido que lo de menos es la velocidad de aprendizaje. Me quedo prendado por esos dibujos con los que escriben.

Así, Motoko-San, nuestra profesora decidió que debíamos aprender Shuji y nos trajó todo el material. Vuelta a clase de Plástica. Empapelemos las mesas.

La primera impresión es que no puede ser tan díficil, copiar lineas, aunque no sepas lo que significan no debe tener mucho misterio. EEEECK! Error!!! Por algo los pequeños japoneses se pasan años aprendiendo. El trazo además de la soltura que se transmite al papel, se ensancha apretando, se estrecha levantando. Se aprieta, se arrastra, se levanta, se apoya, de deja apoyado, se levanta, se gira, se va apretando, se va aflojando. Bien pronto caí en el error de mi optimismo.

Es cuestión de paciencia, de pensar cada línea, de no tener prisa por acabar, cosa que yo, que apenas termino una palabra cuando escribo a mano, me sobrepasaba. Inspirar. Espirar. Intentemoslo de nuevo. Cojo, muevo, levanto, apoyo, mierda, apoye demasiado. Me ha quedado una morcilla en lugar de una linea. Intentémoslo de nuevo. Apoyo, línea recta (más o menos), gurruñito. Apoyo, desplazo, el pincel recto, arrastro, giro. Argh! Me quedé corto. Si lo remarco se nota. Volvamos a empezar.

Al final, pues un churro, pero una sensación de abstracción tal que durante la hora de la sesión sólo estabamos cada uno con el papel, enfrentados, luchando, un toma y daca, te dominaré… y el resto del mundo, los problemas de entregas, el mail bomba que te ha llegado horas antes… desaparece.

Y sólo por eso merece la pena. Estoy deseando volver a ponerme con ello.

27 comentarios en “La confirmación de la impaciencia: Shuji

  1. Prime!!! Prime!!! (dale las gracias a mi insomnio….)

    Esto me hace reafirmarme en mi teoria de que a ti te pagan por no trabajar, reconocelo……….

    Para tu proximo viaje a España quiero que me traigas m nombre escrito por ti en Shuji o kanji o como se diga…. (Modo chantaje on)Te lo cambio por una fuente llenita de torrijas ;D (Modo chantaje off)

  2. Anda pues mira que yo en Barcelona, cuando estudiaba hice una asignatura de caligrafia china. Me encanto!!!, después de cojerle el truco claro, al principio cuesta, pero cuando sientas que estas haciendo un buen trazo, y digo sientas, porque lo vas a sentir, que todo fluye, la tinta está como tiene que estar, el pincel se desliza con la presión y rapidez exacta y el resultado …uf…una pasada!!

    Me has hecho pensar mucho en esa clase en todo lo que decias…

    Luego es curioso ver que cada uno tiene su estilo.

    Un abrazo

  3. Siempre me han encantado los kanjis, pero recuerdo muy bien lo que sufri hace poco escribiendo tan solo seis de ellos. Que horror!!! Creo que nunca he sudado tanto.

    Rachel, tu teoria tiene que ser cierta, si no no me lo explico.

  4. Me parece interesante que os den estas clases en la empresa!!!
    Uff, qué paciencia tiene que tener uno para escribir esto!!!!! Será por eso que los japoneses son pacientes???
    Al final parece que algo no salió tan mal: lo digo por lo que mostrais en la última fotografia!!!

  5. Rachel, Creo que tanto tu nombre como el mío no se pueden escribir en Kanji, eso es un privilegio que se nos niega a los occidentales. Lo que si puedo es escribirlo en caracteres japoneses.

    Como te habrás quedado igual, te explico. Los japoneses tienen tres alfabetos. Dos de ellos son silabarios, es decir, tienen un símbolo para cada sílaba. Un símbolo para ra, otro para ke, etc. Uno de estos silabarios es hiragana y se utiliza para palabras japonesas y otro se llama katakana y se utiliza para palabras de origen «extranjero».

    Por último están los kanji, que son dibujos propiamente dichos. Estos se aprenden y se desaprenden, pero si no lo conoces no lo peudo leer. Es como si vieras el logo de un hombre y una mujer en una caja con una flecha y sabes que es ascensor.

    Los nombres de los japoneses van en Kanji, pero hasta donde yo sé los nombres occidentales van en Katakana. Y por cierto, no tienen «l» así que tu nombre pasaría a ser Rakeru (o reichieru).

    Así que creo que con esta explicació me he ganado la fuente de torrijas.

    Lorea, supongo que tu teoría se refiere a que se me puede comprar con una fuente de torrijas. Pues sí. Es cierto. 😛

    Nuria, exactamente como tú dices. Al final te concentras tanto que te metes en la escritura.

    Choupa, ahi está la clave. Cuadernillos rubio de Kanji. Que ya los hay, pero para escribir a mano y no a pincel. Jejeje. Y como tu, mi escritura en español cada vez es más lamentable. Cosas de escribir en ordena siempre…

    Gina, hasta lo que yo sé, los japoneses son pacientes para todo y de todo hacen un arte. Con respecto a que quedaron más o menos aparentes… ejem ejem… si lo comparas con el que teníamos de muestra… se te salen los colores. *^__^*

    Por cierto, el mío significa «cielo azul». Será el deseo del subconsciente?

  6. así que el tuyo significa cielo azul.. pues queda curioso saberlo después de ver las fotos del post anterior…

    Por cierto, no podía evitar comentar que pedazo de peliculón el de Hero… todo lo que pasa en esa peli lo muestran como un arte… y recuerdo que cuando la vi, ya pensé en lo de la escritura pero no sabía como se llamaba…

    Un post muy constructivo, sí señor…

  7. Mecagüen… era justo lo que iba a preguntar: ¿qué pone en las láminas? El tuyo estaba clarísimo, «cielo azúl», ¿te sabes el resto? Es más, parece que hay más de un cielo azúl por ahí suelto, ¿no?

    PD: Cuando pudas me mandas la dirección de RRHH de tu empresa. ;P

  8. Hero es una peli preciosa, con un colorido y unas imagenes increibles. Estuve viendo el como se hizo y alucinas. Muy recomendable. La parte de la escuela de caligrafía es de las que se te quedan grabadas en la retina. Esos colores cruzados con el negro de las flechas… no digo más.

    Por cierto, supongo que habrás visto «La casa de las dagas voladoras», del mismo equipo… Igual de bonita (y la historia me gustó aún más). 🙂

  9. Japogo,las palabras que teníamos para elegir eran «cielo azul», «honestidad» y «crecer». Intente las tres, y crecer era literalmente imposible (como hacer el mayor churro con pincel que te puedas imaginar), asi que me centré en el cielo azul. Cielo azul. Cielo azul…. mmmmm

  10. Sea usted bienvenida, pero aviso: se están rifando unas pintas y creo que nos han tocado. 🙂

    Por cierto, aceptamos «crecer» y «honestidad» como palabras de intríngulis corporativo, pero… «cielo azul»?

    Estoy deseando oir sus teorías. 🙂

  11. Seguro que dentro de la cultura nipona el cielo azul tiene que ver con un valor positivo aplicable a la empresa, que como sabes para ellos es una gran familia… Habrá que investigar delante de una pinta, claro que sí.

  12. Olé Matoko-san, cómo se lo curra… le vais a hacer regalo de fin de curso como buena profe?
    Recuerdo cuando a mis padres los alumnos le regalaban cosas… luego vino la crisis económica y casi cesó y después surgieron los Todo a 100, y nuestra casa se convirtió en almacén de tómbola…
    Memories! laraliro li-lo-lii

    Por fin hemos conseguido foto de Peluquinauer!!! Ahora podrás ampliarla y analizarla y descubrir por fin dónde acaba la línea de su pelo y dónde empieza la peluca!!!

    Qué envidia!! Seguro que os lo pasasteis pipa al final. Además así os dais un respiro del estudio a saco del japo. Avísame cuando hagas el seminario de sushi para asegurarme que nos invitas a cenar poco después!!

    Ciao

  13. Elsinora, creo que el asunto no será tan fácil como presuponemos. Lo mismo necesitamos más de una pinta. Ya veremos. Nadie dijo que fuera a ser fácil.

    Maruta-chan, nunca pensé que llegaría este momento, pero sí. Peluquinauer está en mi blog. Yo creo que antes del seminario de Sushi va a ser necesario otro estudio de campo por Londres, otro sacrificio. Me ayudarás con tal ardua tarea?

  14. Vamos a ver, tu te crees que vendo las fuentes (y hablamos de fuebtes, no de un par de torrijillas) a cualquiera que se invente una explicacion de porque no puede escribir mi nombre en extranjero y bonito??? ¬__¬ Eso si, lo de Reichieru me ha molado… Me voy a pensar el cambio de nombre ;D

    Te lo vas a tener que currar un poquito mas todavia…. jejejeje

  15. Vaya, Reicheru, para ver lo que puse, tienes que tener los caracteres japoneses instalados… 🙁

    Me encanta ver que tengo la inestimable ayuda de Maruta-chan y de Elsinora para poder solucionar cuantos misterios y peligros se nos pongan por delante. Sushi y pintas, allá vamos.

  16. Pero que nivel, Ignacio!
    yo estuve llendo a clases de shoudou el primer anyo. Muy basico, una vez por semana durante un par de meses, y no pasamos de kanjis simples. Realmente es complicadisimo hacer trazos bonitos, pero cuando veias al Sensei… parecia tan facil!!!
    Este anyo queria empezar en serio con la caligrafia, pero entre unas cosas y otras no ha podido ser. Otra asignatura pendiente…

  17. Yo hice caligrafia china en Vancouver durante 4 agnos. Empecé por curiosidad, porque me gusta pintar y queria probar esos «pinceles gorditos» Pensé que estaria un mes, para «aprender la tcnica y ya»

    JA JA JA! Me tardé un mes haciendo solo el simbolo de UNO

    Me gusta, es como hacer meditacion sin darte cuenta y ademas puedes conversar con tu vecino

  18. Lo que yo decia….. Tu el caso es ganarte una fiente de torrijas por la patilla……

    Tengo que verlo para aceptar el trueque, sino no cuela!!!!! ;P

  19. Joder, el dia que consiga escribir la p%&$ palabrita bien a la primera…. me doy una fiesta!!!!!

    FUENTES, FUENTES, FUENTES, FUENTES, FUENTES, FUENTES…..

    ALELUYA!!!!

  20. Matoki, yo no creo que pasé del nivel básico si lo llego a alcanzar alguna vez… pero si alguna vez te pones en serio, estaré muy pendiente de tus avances… 🙂

    Caty, no me extraña, los kanjis ya me cuestan con papel y boli, así que controlar el pincel me cuesta bastante. Pero tras 4 años supongo que al final algo de la técnica si aprendiste no? 😉 Jejeje. Bienvenida a los comments!

    Rachel, paso 1: instalaté los caracateres japoneses. Paso 2: mira tu nombre y agradeceme la lección. Paso 3. Prepara una fuente de torrijas!!! jajaja!!!

  21. Nada, que no tengo por ningun lado los caracteres japoneses…. Al menos en el disco del windows no me los incluye… jejejejeje

    Se estan aliando los elementos para que no pruebes las torrijas!!!!! :DD

  22. Te los puedes bajar online, amiga レイチエル. El que no seas capaz de hacerlo no te exime de la preparación de una fuente de Torrijas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *