The Chutoro Quest

Tiro riro riiiii…. ro ri roooooo

Entraron en el sushi bar y se hizo el silencio. Los locales elevaron ligeramente la cabeza de sus platos y miraron desconfiados a los gaijines que acaban de entrar. Un pequeño arbustillo cruzaba la calle revoloteando tras las siluetas de los recién llegados.

Los intrusos echaron una ojeada rápida al local y se acercaron a una mesa mientras una camarera menuda se les acercó a paso ligero enarbolando una libreta acompañada de un boli negro. Tras la barra, el chef con un trapo al hombro secaba algunos vasos mientras observaba la escena expectante.

– Sumimasen – dijo uno de ellos inclinándose hacia la camarera – chuutoro, hachijuu ko onegai shimasu.

Había hablado, pronunciando las palabras olvidadas que no se habían oido en mucho timpo. Los presentes se estremecieron y se apresuraron a acabar sus bebidas para alejarse de allí cuanto antes, mientra el chef hacía crujir sus dedos y gritaba un “Hai!! Domo!!!” ronco y grave y comenzaba su actividad frenética tras la barra.

Chutoro 01

Y allí sin inmutarse mientras acompañaban la espera con sendas cervezas, los extraños empezaron a recibir, no uno…

Chutoro 02

… ni dos…

Chutoro 03

… ni tres…

Chutoro 04

…si no cuatro.

Chutoro 05

Cuatro enormes platos que contenían 80 chutoros. Una de las partes más sabrosas del atún que había movido la búsqueda y ahora una vez hallada se degustaba deshaciéndose contra el paladar como el magnífico manjar que era.

Comieron como si fuera una boda, se atrevieron a añadir aún algo más de salmón y se sintieron satisfechos, plenos… y en pleno génesis empachil preguntaron a la camarera:

– ¿Cúal es el máximo de chutoros que podéis preparar?

La camarera, se volvió, miró al chef, intercambiaron algunas palabras ininteligibles y sin alterar la voz dijó:

– Dos mil.

Mierda.

Todavía quedaba mucho margen para la mejora.

Chutoro 06
Pablo, Jose, Héctor, Flapy, Christian y David en una cena épica llena de sushi y risas.

16 comentarios en “The Chutoro Quest

  1. Anda que como sigais llendo en grupos grandes a saquear las cocinas de los restaurantes de la ciudad se va a correr la voz y ya verás la que se lía, seguramente estarán contentos por todas las consumiciones, pero con la guerra que les dais no se si les compensará! ja jaja!

  2. Vir, queda el mono, verdad? Esto es adictivo. Yo ya estoy echado a perder pero tú todavía tienes salvación. Salvate!!

    Cris, ciertamente, aunque me da que aquí nos van a poner la foto en la pared! 😛 😛

    Japogo, atún, salmon, arroz, wasabi y soja. Aderezado con cerveza!! Ñumi ñumi!!

    Oria, gula? era supervivencia!

    Fotomaf, porque no me extraña nada de que conozcas a todo el mundo? 😀 jajajaja! Que pequeño es el mundo!!

  3. La verdad es que estuvo genial la cena, y aunque suene a tópico, realmente estaban buenísimos. Probablemente el mejor chutoro que he probado.

    Antes de que se vuelva Christian tenemos que repetirlo y pasar de 120… aunque hasta 2000 aún nos quedan 😉

  4. Nihoneymoon, duraron poco poquísimo… tenemos que aprender a masticar!

    Ungatonión, igualmente, el mejor chutoro de momento. 🙂 Habrá que seguir intentando mejorarlo y entrenando para llegar a los 2.000!!! jajajaja! 😀

  5. Que peligro!!
    Fíjate que cuando el joven Ignacio andaba por Londres ya se estaba entrenando… Recuerdas aquel japo del running sushi donde os tomasteis los 24 platillos????
    pues CERRÓ!!!!

  6. Dentro de poco repartirán un cartel de esos de WANTED con la cara de Ignacio por todos los restaurantes japoneses all around the world! vas a tener que teñirte el pelo y ponerte bigote para que no te reconozcan, ja ja

  7. Marta Tiana, no me digas que llevamos la quiebra a ese restaurante. Si es que la gente no debería poner buffet si no están preparados para aceptar las consecuencias!!! jajaja!

    Virginia, o eso, o me abren las puertas de par en par… mientras van haciendo cuentas del par de meses que se van a ahorrar de hipotecas. 🙂

    Cvander, sin reto no hay superación!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *