Warcry en la Riviera

Warcry 05

La sala abarrotada y nosotros apunto de saltar al foso. Me parecía increíble, pero estaba adrenalítico perdido. Teníamos solo tres temas para hacer lo que pudiéramos en ese mar de luces, focos y lEDs que cambiaban más rápido de lo que yo podía medir. En el escenario ya sonando el metal asturiano de Warcry con un público entregado. Respirar. Tres, dos, uno… al ruedo.

Warcry 01

Si haces unas mil fotos en los aproximadamente 15 minutos que abarcaban los tres temas, podéis deducir con buen rigor, que iba haciendo fotos como pollo sin cabeza, corriendo de un lado para otro, casi en pánico, con la ráfaga echando humo y el buffer de la D600 pidiendo clemencia, intentando que me diera tiempo a encontrar el encuadre entre la velocidad de los músicos que incapaces de estarse quietos (no se podía esperar menos en un concierto de metal), se iban de un lado al otro del escenario y yo no hacía sino, ver como se me escapaban entre los dedos las oportunidades. Cuando estaba cerca del guitarrista era el bajista el que se estaba robando el show y obviamente no llegaba a tiempo. La máxima de “si lo estás viendo y no es por la cámara, ya lo has perdido” se aplicaba a la perfección.

Warcry 02

También se daba el caso de que estuvieras en el momento adecuado, pero entonces eran las luces las que se divertían haciéndote la puñeta. Apagándose, para que te quedara un churro informe o en plena explosión para que tu cámara a ISO 2000 intentando enfocar en la oscuridad te regalara una foto perfectamente quemada. Y sobre todo eso pesaban los segundos que seguían cayendo sin tregua, uno tras otro. Cuadrar a los músicos, fondo, luces y encima tenerlos en foco, con el límite de tiempo de los tres temas rozaba el caos mental más absoluto.

Warcry 04

Fue sin lugar a dudas, esta, la clase práctica, la más divertida del curso de fotografía de Rock impartido por Javier Bragado, donde pudimos apreciar de primera mano las dificultades y limitaciones de esta disciplina fotográfica. Y después de probarla no puede uno por menos que admirar y respetar aún mas a los que consiguen fotazas en estas condiciones más cambiantes que las primeras millonésimas de segundos del Big Bang. Pues si, no eran los primeros tres temas una limitación únicamente para nosotros, sino para todo los profesionales de medios que tenían que cubrir el evento. Nosotros, los inexperimentados alumnos del curso, hicimos los siguientes tres temas (más que nada, para no molestas a los profesionales), pero esta limitación desconocida para mí es a todas luces lógica. Después de todo, el foso, ese espacio entre el escenario y los fans, es un espacio de seguridad y no puede ser acaparado por mucha gente, por muy acreditados que estén. En todo caso, podría moverse con libertad durante el concierto el propio fotógrafo del grupo (que también suele tener la libertad de acceder a algunas partes del escenario y que permite por ejemplo acercarse al batería).

Warcry 03

Después de todo el día de selección y procesado, de pegarse con luces empastadas, pies cortados, fotos fuera de foco y demás catalizadores de depresión, debo reconocer que para ser la primera vez he podido rascar algo. Si tuviera otros 15 minutos, lo habría hecho todo probablemente de distinta manera, razonamiento este que es la misma base para aprender. Además, mirándolo por el lado bueno, a día de hoy estoy un pasito más cerca de hacer fotos a Metallica. 😀

Warcry 06

Más info: Galería de fotos | Warcry | Javier Bragado

5 comentarios en “Warcry en la Riviera

    1. Gracias, se salvan… pero si puedes, pásate por la web de Javier Bragado y entonces verás a lo que me refiero, con que están a años luz. Pero bueno, para ser la primera vez no está mal… (tampoco hay que caer en la autotortura) 😉

  1. Sí, vale, si las miramos con lupa tienen sus defectos pero oye ¡que era tu primera vez! Y te estás comparando con un máster del universo que lleva años haciendo esto. Well done!

  2. Hay dos fotos que me tienen enamorada… Dos fotos!!! de 6 que has puesto… Y las otras 4 son acojonantes… ¿y dices que pasaste dificultades? Pues que las dificultades vengan a ti, chiquillo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *