Colombia - Minca 11

No nos podíamos quejar. Mientras el cocino encendía las ascuas que habrían de preparar las verduras y sendos filetes de cerdo, ternera y pollo al carbón, el río sonaba y bajo las sombras de la selva, esperábamos pacientemente, sin prisas, bebiendo Postobón cola, como si no hubiera un mañana.

Colombia - Minca 09

Colombia - Minca 08

Un “breve” paseito en coche, unos 45 minutos para recorrer los 25 kilómetros que nos separaban de Santa Marta en carreteras de esas que ignoran lo que es una recta, nos habían llevado al pequeño pueblo de Minca, escondido en las montañas selváticas, en las faldas de Sierra Nevada, asilada de lo que debería ser el origen Norte de los Andes. La cordillera litoral más alta del mundo, que se eleva desde el mar hasta 5775 metros. Más impresionante que ver el Everest, donde lo máximo que se puede apreciar son desniveles de entre 3000 y 4000 metros. O eso dicen, porque las ya famosas nubes de las alturas tenían los picos engullidos.

Colombia - Minca 13

Colombia - Minca 14

Apenas habíamos subido 300 metros sobre el nivel del mar, pero bastaba para tener una temperatura perfecta, mucho más tamizada que los calurosos grados a pie de playa en Santa Marta. En la zona, los pudientes, en lugar de hacerse una casa a orillas de la playa, la hacían en la montaña. Podía entenderlo. Se estaba en la gloria.

Colombia - Minca 12

Patacón, platano verde machacado y frito. Cuando más finito más rico (apreciación arguiñanil muy personal)

Colombia - Minca 03

Y no sólo por la temperatura, si no por que la vistas sobre el valle que llevaban hasta el mar, entre pliegues de selvas, eran fantásticas. Tanto que ya se había visto el negocio y se podía acceder a lujosas cabañas alzadas en mitad de las colinas, entre la frondosa vegetación para tener una romántica localización de ensueño. No era nuestro caso. Lo del romanticismo. Por dejarlo claro.

Colombia - Minca 06

Colombia - Minca 05

Colombia - Minca 04

(¿Duermo, o me asomo al balcón a ver a los colibríes volando?)

Pero nuestra verdadera primera parada en Colombia, no había sido otra que una de las primera ciudades en la que se asentaron los colonizadores al llegar a esta región, que tomó el nombre del propio Colón, aunque él nunca llegó a poner pie allí. A día de hoy es la más antigua que ha sobrevivido y además ha evolucionado hasta convertirse en un centro turístico, con el Caribe y la Sierra Nevada, tiene unos cuantas manos ganadoras. Cierto es que el centro histórico ha dejado de ser el centro neurológico, pueste este que recae en los complejos hoteleros, resorts y derivados de muchos pisos, que avanzan a paso firme por las orilla del Mar.

Colombia - Santa Marta 11

(El Rodadero, la zona nueva, más moderna y turística de Santa Marta)

Colombia - Santa Marta 09

Remontándonos a la historia, seguro que los capítulos son viejos conocidos. Conquistadores llegan. Conquistadores entran cada uno por un lado, unos por el hoy Ecuador, otros por el hoy Venezuela, y otros desde el Norte de Colombia. Se adentran en la Selva hasta llegar a Bogotá. Allí, entre que si he llegado yo primero, que si no, que si me hiciste trampa, que si yo vengo de partirme el lomo con los incas y similares, tuvo que llegar la Corona Española y juntarlo todo primero bajo las órdenes del virreinato de Perú y después en 1564 como una nueva autoridad. El Nuevo Reino de Granada, abarcando lo que hoy es Colombia, Panamá, Ecuador y Venezuela.

Colombia - Santa Marta 17

Colombia - Santa Marta 10

Comenzaba de desarrollo colonial, empezaban a expandirse las ciudades, llegaban centenares de esclavos africanos, reduciendo hasta el exterminio a la población indígena y las riquezas de la zona pasaban a engordar las arcas del Antiguo Continente. De esta época y de las riquezas, empezaron a llegar los rumores de oro, cantidades ingentes de oro despreciado por los autóctonos, tanto, que había un lugar donde las calles estaban pavimentadas con él, que digo un lugar, una ciudad, un reino, un imperio. Nacía el mito de El Dorado. Leyenda que a día de hoy se ha quedado en eso, imaginación desbordada víctima de las ganas, aunque claro, casi la mitad de la Colombia actual es aún selva… así que ¿quién sabe? ¿Alguien se apunta a engrosar las listas de aventureros muertos en su búsqueda? ¿Algún Indiana Jones en la sala? ¿Algún Markus Brody?

Colombia - Santa Marta 07

Colombia - Santa Marta 01

Dejando a un lado la leyenda, lo cierto es que las tierras del Nuevo Continente eran la gallina de los huevos de oro para el Viejo y según pasaban las generaciones, aumentaban los criollos y con ellos la sensación de que lo que es nuestro es nuestro y no de la Vieja España. Las subidas de impuestos constantes no ayudaban mucho, y con la invasión francesa, llegó la oportunidad. ¡¡Nos divorciamos!! Comenzaba la lucha por la independencia, que acabaría representada en un nombre propio: Simón Bolivar.

Colombia - Santa Marta 06

Colombia - Santa Marta 14

Batallas ganadas. Reconquista española. Vuelta al ataque. Más batallas ganas y batalla definitiva. El 7 de Agosto de 1819, tras la batalla de Boyaca, se declaraba la República independiente de Colombia o Gran Colombia, que efectivamente contenía a las ya nombradas Venezuela, Panamá, Ecuador y la propia Colombia. Albricias. Alegrías. Somos grandes. Tal vez, demasiado grandes, demasiado inestable. Y ahora que somos libres. ¿Quién gobierna?

Colombia - Santa Marta 18

Colombia - Santa Marta 16

Bolivar tomó el mando, pero no fue suficiente. Conflictos, disputas políticas y tan solo 11 años después, Gran Colombia se dividía en tres. Venezuela, Ecuador y Nueva Granada (Colombia junto con Panamá). Bolivar, sobrepasado, dimitió, perdió gran parte de sus ahorros en el juego y murió en Santa Marta víctima de la tuberculosis. La historia no disfruta de memoria justa y es inapelable con sus héroes.

Colombia - Santa Marta 19

Colombia - Santa Marta 20

La historia sigue, claro, aunque eso quedará para episodios posteriores, por eso de mantener la tensión argumental. De momento si pasan por Santa Marta, acuérdense de perderse por la coloridas calles coloniales de su casco histórico, disfruten de la playa y si me permiten un consejo, párense en todos los puestos de frutas y jugos y vayan probando todas las variedades de la zona. Tienen un buen rato para elegir y además de deliciosos, ayudan a combatir el calor. Ah. Y si aparece ante sus ojos la limonada de coco, es un si. Siempre.

Colombia - Santa Marta 03

Parte del Minubetrip por Colombia en compañía de J.C. Castreasana y Txema León