(Post que se relajo más de la cuenta entre platitos deliciosos y mucha calma por la península de Yucatán un 13 de Octubre de 2010)

Jarana in Baca 15

Entre petardos y algún que otro fuego artificial la jarana se ponía en marcha. Ritmos latinos, más cercanos al son cubano que al marichi, rancheras o rock norteño. De blanco impoluto ellos, los yucatecos, con sus sombreros de ala corta y ellas, las yucatecas, con adornos florales y bordados de colores. Desde luego, si cada zona de México tiene su propia personalidad, el salto en la península de Yucatán iba un poco más lejos que lo asimilaba más a un cambio de país.

Mérida 09

Mérida 10

Campeche 08

Las diferencias ganaban a las similitudes. Ni siquiera el castellano se hablaba igual. Cierto que cada región de México tiene su propia entonación, pero allí se asemejaba mucho más a un acento brasileño (ellos dicen que es al influencia del maya) por donde se colaban palabras en la lengua de Cervantes. Seguían siendo igual de majos, quizás con ese puntito que ya echaba de menos de no enfurruñarse ante la aparición de una cámara.

Jarana in Baca 06

Jarana in Baca 14

Jarana in Baca 12

Por allí pasean los bisnietos de los bisnietos de los mayas, conservando su lengua y algunos apenas balbuceando el castellano. Mantienen eso sí, sus tradicionales casas coloridas, no tan coloniales como el resto de México y si bastante más chaparritas, más de andar por casa. Más humilde, más pueblecito.

Campeche 05

Campeche 03

Campeche 07

Al menos así aparecía la zona Oeste, entre Campeche y Valladolid, pasando por Mérida (la Este mucho más turística ya es otro tema), vida era barata que se llevaba acompañada de cervezas y su propia gastronomía: Queso relleno, Poc Chuc, salbutes y panuchos, cochinita pibil, papadzul, sopa de lima, todo aderezado con su lógica ración de chile (esta vez habanero). Sólo por alegrar el paladar ya merecía la pena pasar por allí.

Mérida 06

Campeche 13

Jarana in Baca 08

Mientras, la gente se reunía en la plaza de Mérida para ver bailar al ritmo tropical de los metales de la orquesta, también de riguroso blanco. Todo respira calma y un tempo diferente. Como si el mundo hubiera reducido la velocidad. Vamos güerito. Me estás estresando. A escuchar la trova, a bailar la jarana, lo demás, puede esperar.

Campeche 02

Mérida 01

Mérida 07

Vuelven las bicicletas para moverse por las ciudades, con muchas menos calles y pocos vehículos, fácilmente caminables. Lugares manejables que no destacan por tener miles de cosas que explorar, que se ven en una tarde o en una mañana, pero que invitan a quedarse más, que no todo va a ser descubrir secretos y recodos ocultos. Insistimos. Relájese güerito.

Mérida 02

Campeche 11

Jarana in Baca 07

Orquestas en los parques a los que los transeúntes, no prestan demasiada atención. Será consecuencia de tener música siempre rodeándote. Así que mientras tocan, nosotros a lo nuestro, que esto es como tener hilo musical constante.

Mérida 03

Jarana in Baca 01

Las calles se llenan con la caída del sol, revelando a toda la gente que ha estado oculta hasta entonces en antros y cantinas, a la espera de que las temperaturas bajaran un poquito. Lo justito para no derretirse, vamos. Paseitos a la orilla del mar, por el malecón que ahora se viste mirando al Golfo de México.

Campeche 12

Mérida 04

Mérida 05

La sorpresa de lo inesperado, anclada en sus tradiciones sin necesidad de que haya un turista por medio, de las que hacen vibrar a un pueblo que se engalanan por placer para disfrutar unos con los otros y que los niños ya mamen desde pequeñitos la riqueza de sus tradiciones.

Jarana in Baca 11

Mérida 08

Jarana in Baca 05

Me encantó, tengo que confesarlo. Me encanta cuando llego a algo tan auténtico y tan local, que no se doblega a la fuerza del dólar o el euro, que se hace porque es lo que la gente hace, donde tú como turista eres el extraño que tienes el honor de haber pasado por allí en el momento adecuado, sin nada que lo publicite salvo el boca a boca, sin carteles en inglés, que te digan “welcome to méxico” y te encasqueten un gorro de mariachi y ristras de tequila, por todas partes.

Campeche 15

Campeche 14

Por eso me encantó descubrir este otro mundo que desconocía, que a pesar de la cercanía se mantiene alejado del jaleo de su vecino del Este. Después de todo, ¿Quién sino a nosotros va a estar interesado en la jarana?

Jarana in Baca 10

Para Caro, fantástica anfitriona y guía.