Cualquier parecido con la imaginación es pura coincidencia

Inciso: Post Filosofal

Justo antes de encontrar casa, mi hermano me dijo: «Seguro que no te esperabas que tu primer mes en Londres fuera así». Totalmente cierto. Me pasó el tiempo imaginándome como van a ser las cosas y lógicamente no coinciden con las que me encuentro. Y lo que es peor, me indigno y sigo buscando las cosas que imaginaba en mi mente, hasta que me doy cuenta de que no existen. 😀

Lo mejor de viajar es que además de poder hacer millones de fotos de cosas nuevas, te ayuda a conocerte un poco más. Ahora completado la primera fase del viaje, búsqueda y captura de hogar, es el momento de ver por lo que has pasado y lo que has aprendido.

Siempre es bueno enfrentarte a cosas que no has hecho antes y ver la evolución. Al principio me daba pavor llamar a las casas, simplemente porque era algo que no había hecho nunca. Incluso en Alemania sólo tuve que mandar un mail para que mandaran al edificion plátano. Aquí he tenido que luchar mucho más, he tenido que aprender a venderme (se me entienda por el buen sentido de la palabra) y sinceramente, mis últimas entrevistas poco tenían que ver con las primeras. 🙂

Que ha habido días que me desesperé. No lo niego. Pero hubo un gallego que caza choupas que me enseñó que por muy mal que te vayan las cosas siempre te puedes reír de ellas. Lo que me he acordado de él aquí (sobre todo porque el más me reía era yo). Y es que luego, cuando ya las cosas de alguna manera se asientan, miras para atras y dices: «pues no ha sido para tanto». Pero mientras lo pasas te acuerdas de la madre de Panete, la verdad.

El ponerte en situación límite, siempre te ayuda a espabilar. Y direis: «situación límite es el que trabaja de sol a sol para dar de comer a sus hijos, jugandose la vida en el mar o la mina». Y tendreis razón, me disculpen por vivir en la frivolidad. 🙂

Y es que la comodidad es eso, cómoda. Y de momento no quiero comodidad en mi vida, que me queda mucho que espabilar y la mejor manera es así, lanzándome donde no me queda otra que sacarme yo solito las castañas del fuego . Por mucho miedo que me de. A ver si soy capaz de hacerlo mucho más tiempo.

Pero tranquilos, que después de este turrón que os estoy soltando, mañana volveré a contar aventuras y desventuras en el blog. Pero muchas de estas cosas las he pasado y me apetece que queden reflejadas en algún lado.

El otro día leí: «Estate preparado para sacrificar lo que eres, por lo que puedes llegar a ser». Ole. Lo tendría que haber hecho tantas veces!!!

Fin del Inciso

PD. A pesar del tono, estoy to contento eh? Nada de cortarse las venas todavía. Y esta noche, tortilla de patatas, para acordarme de muchas cosas!!! jejeje 😛

10 comentarios en “Cualquier parecido con la imaginación es pura coincidencia

  1. Ahhhh… El hecho de vivir en un país tan coñazo como England es que da para mucho tiempo libre. Y (oh sorpresa), da hasta para hacerse reflexiones del tipo:
    ¿qué coño hago yo aquí?
    ¡tuff, tuff! (caladas al peta)
    ¿es realmente lo que quiero hacer?
    plop, plop… (aritos de humo)
    ¿realmente me gusta el curro o lo que me gusta es mi nueva situación?
    fffff… (calada larga)
    Que país mas extraño, este. ¿A quién coños se le ocurre poner una cuerdecita para la luz del baño?
    tap, tap (ceniza a las sabanas)
    ¿qué les escribo a éstos en el blog? ¡Si hoy no he hecho nada!
    tuff…,tuff
    Da igual. Les meto un rollo metafísico y les dejo crokes
    fffff..
    ¿Existió realmente Nina Hagen?
    tuff… ¡atjo, atjooo!

    (tengo que dejarlo…)

    Felices sueños, Ig 😉

    OSO (yendosele la olla)

  2. He de reconocer que el Oso me tiene mosqueado… Eso si, lo del tap tap solo se lo he oido a Herman, asi que lo mismo acierto esta vez… pq creia que eras Borja… a ver si acierto!!!

  3. Vaya, que bien ese cambio de mentalidad. Aunque yo me acuerdo de alguien que me obligo a llamar por un colchon en Alemania, cuando a mi me daba palo porque casi no sabia aleman. No quiero decir el nombre, pero empieza por «Ig» y acaba por «nacio»….

  4. Si el problema es que hasta que no me veo solo no espabilo. Si no, me escudo en que lo hagan los demás.

    Y sobre todo me dan pavor las primeras veces!!! :S Luego ya ves que las cosas son más fáciles de lo que parecen!!!

    🙂

  5. aquí un gallego con los tres ojos humedecidos(esta semana comí un yufka)(qué escatológico…) sinceramente no sé quien enseñó a quien a reírse, creo que en eso nos llevas a todos ventaja. tú si que eres un profe!! me alegra que alguien se acuerde de mí, sobre todo si es pa reírse!!jeje.
    animo que lo peor ya pasó, y espero que cuando vaya por ahí nos ríamos muuuucho más… somos unos ñus!!!
    p.d. nina hagen existe, y vino de raticulín.

  6. Jejeje… si es que es cierto!!!

    La de veces que me ha pasado algo por lo que antes me enfadaba y ahora digo… joer, si fijate todo lo que le paso al Choupakiller y no se quejaba. No tengo derecho a enfadarme!!!

    😀 un abrazo y nos vemos (espero) pronto…

    A los corbateros de la alianza peor… en breve volveré a estar con vosotros!!! Alianza peor Alianza peor!!!

  7. Claro que cuesta Ignacio san, pero como tu dices, si quisieras una vida comoda, no te hubieras ido a Londres. Pero que es mejor, la comodidad del Proyecto Box en MAESA o acabar encontrando tu pisito megachupi en London, eh? Yo creo que no hay color!
    Y desde la perspectiva de los anyos (un par de ellos nada mas), te aseguro que lo que estas viviendo ahora te marcara para el resto de tu vida y sera una experiencia unica (gracias a las duras y a las maduras, claro)

  8. Pues si, Mamen. Podríamos tener la vida cómoda, pero empieza a picar todo el cuerpo cuando te acomodas.

    Nada, que no hay manera. De todas maneras muchas gracias por los ánimos antes, durante (y seguro despúes) de la búsqueda.

    Arigatou!!! Sayounara!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *