(Tercera parte de la entrevista que se centra en el aspecto meramente económico del viaje. Casi todas las preguntas sobre este tema eran muy similares, así que aunque todas están respondidas, no todas las preguntas aparecen como tales)

Little Pieces 23

1. Económicamente ¿cómo se organiza un viaje de este tipo? Uno tiene un fondo, un ahorro importante y va tirando de eso, o por el contrario, ¿te vas buscando la vida, trabajando aquí y allá, para ir sacando el dinero que te permita continuar el viaje? (Carmen) ¿Sobreviviste económicamente todo el viaje gracias a los ahorros o trabajaste en algo? (Reyes)

Cuando comencé el viaje lo planteé tan sólo con mis ahorros. Intenté buscar sin éxito algún patrocinador, así que todo fue tirando de mis años de trabajo. Aunque hay mucha gente que viaja trabajando por donde pasa, no ha sido mi caso. Sí que he vendido alguna foto a alguna revista, he colaborado con Quesabesde.com y he trabajado en ocasiones puntuales (como de profe de fotografía) pero siempre lo consideré como un extra y nunca entró dentro mi presupuesto inicial.

De cualquier manera, que yo lo haya hecho así no implica que ir trabajando mientras vas viajando sea excesivamente complicado. En Asia es fácil trabajar como profesor de idiomas (si sabes inglés tienes muchas oportunidades), o trabajando en hostales (es común trabajar en un hostal media jornada en muchas partes como Australia o Nueva Zelanda, por algo de dinero y el alojamiento, por ejemplo).

Little Pieces 18

2. ¿Qué presupuesto has necesitado para este tipo de viaje? (Oscar Vargas) (Andrés Jarit) ¿Que plan financiero es el “real” una vez puesto en marcha? (Pedro)

A la hora de calcular tu presupuesto, es importante saber donde vas a viajar. No es lo mismo viajar por el sudeste asiático o Sudamérica que viajar por Europa, Japón, Estados Unidos o Australia.

Asia es tremendamente económica. Si te quedas en un sitio puedes vivir tranquilamente por 10-15 dólares al día. (5 de alojamiento, 5 de comida y 5 de moto. ;-D). El transporte y el resto de actividades (como hacer un tour) encarecen el total. Yo además, lo encarecí todo con el buceo. Otro tema importante es el colchón para imprevistos. A más imprevistos, menos tiempo de viaje. Hay que jugar con eso también.

Mis cálculos iniciales se basaban en mantenerme alrededor de los 30 dólares por día. Lo cual daba alrededor de 1000 euros al mes. Creo que es una estimación bastante conservadora y bastante decente. Mirando en foros y preguntando a gente es una media bastante general. En este precio no incluyo el billete de vuelta al mundo, que a mi me costó unos 2200 euros (con las tasas incluidas).

Esta estimación era alta para el sudeste asiático, así que me valió para alargar el viaje más tarde. En Australia al contrario se quedaba corta. Las estimaciones se deben quedar como tales y hay que ir ajustando la duración del viaje en corcondancia. Mi plan inicial eran 8-10 meses.

A rasgos generales, 18 meses más billetes de vuelta al mundo, son alrededor de unos 20.000 – 22.000 euros, para año y medio de viaje.

Little Pieces 22

¿Se pueden reducir? Sí.

Una de las cosas que creo que he hecho algo mal ha sido moverme mucho y muy rápido. Llegar a un sitio, estar un par de días y marchar al siguiente. Otro día o par de días y de nuevo el mismo proceso. Creo qué si hubiera elegido con más cuidado los destinos, los podría haber reducido y por lo tanto habría sido mucho más económico. De igual manera si hubiera planteado menos países con más tiempo en cada país.

Viajar sólo en muchas ocasiones te sube el precio, porque no siempre hay transportes públicos y te ves pagando taxis o barcas por tu cuenta, o porque también puedes compartir el alojamiento (cosa que he hecho en alguna ocasión con gente que acababa de conocer). En otros lugares como Nueva Zelanda, donde estuve viajando con la furgoneta todo el tiempo, si hubiéramos sido dos el gasto se habría reducido casi a la mitad, porque casi todo era en diesel.

Little Pieces 19

Otras opción que yo no he usado demasiado pero que según el tipo de viaje podría ser muy interesante es el couchsurfing. La idea es fantástica y la gente que lo usa está encantada. Es una red “social” de sofás por el mundo. Me explico: tú tienes un sofá (también puede ser una cama extra) en tu casa y lo ofreces para que los viajeros que pasen por tu ciudad lo puedan usar sin coste alguno. Del mismo modo, tú puedes buscar sofás por el mundo cuando viajes a una ciudad. Te pones en contacto con la persona y si se puede, te quedas con ella. Tras la experiencia ambos os valoráis mutuamente en la web, así alguien puede tener críticas muy positivas o negativas, que siempre te puede ayudar a elegir donde te quedas. Tu como viajero también tienes tus críticas que pueden ayudar a que te acepten más fácilmente o no. En general, todo el mundo acaba encantado.

En mi caso era más problemático porque mi planteamiento del viaje a nivel fotográfico implica madrugar mucho, quedarme dando vueltas muy tarde y necesitaba la libertad total de movimientos para poder estar concentrado en hacer fotos. Pero es una idea muy buena tanto para reducir el presupuesto, como para conocerte a gente local.

Y luego también ya entra en juego el encanto personal, el morro y el valor de cada uno. He conocido a gente que son grandes conversadores y acaban entablando amistad tan rápidamente con todo el mundo que acaban viajando invitados por amigos, o haciendo autostop para todos los trayectos (en Nueva Zelanda es muy común, pero he conocido a quién se ha hecho Egipto y Jordania a dedo). El mundo está lleno de posibilidades.

Little Pieces 20

3. ¿Cual era la media diaria de gastos (a grosso modo y sabiendo que no todos los países necesitan el mismo presupuesto)? (Marcos) Como manejaste tu presupuesto en todo ese tiempo? (Juan José) Por regiones del mundo e incluyendo transportes, ¿cuál ha sido el gasto diario medio? (Luis)

De manera bastante general, porque insisto, depende de las actividades que realicé en cada sitio y porque no he llevado todos los gastos anotados. Si vamos al un presupuesto básico, Asia serían unos 20 dólares al día, con zonas más baratas que otras: en Katmandú en Nepal, dormía por 2 euros, aunque Rusia me pareció en general caro. En Indonesia tuve que tomar muchos (demasiados) vuelos por temas de tiempo, así que se encareció bastante.

Australia (sólo Sídney) supuso un salto cualitativo de pasta y podía estar en 40 dólares al día. En Nueva Zelanda es algo más complicado de calcular, por qué tuve mi accidente con la furgoneta, me metí en reparaciones, vendí la furgoneta, gastos de gasolina, etc… pero creo que también acabé como unos 30-40 dólares al día.

Polinesia fue tremendamente desastroso, no bajé ni un día de 60 dólares (de ahí para arriba). EEUU en cambio me supuso un alivio económico, porque me quedé en casa de un familiar en San Francisco y en casa de amigos en Nueva York, pero las veces que viajé sólo (Vegas, Colorado, Yosemite, etc) fueron una locura económica. El alquiler de coche con seguro ya subía a 30-40 euros al día, más gasolina, etc… y al menos utilizaba el coche para dormir (nada cómodo, por cierto).

México en cambio volvió a ponerse en los 20-25 dólares al día aunque de igual manera el transporte (en bus siempre) era algo caro, pero viajaba de noche para ahorrarme el alojamiento.

Creo que es bastante interesante que echéis un ojo al desglose que ha hecho Carmen de Trajinando por el mundo de su viaje de 11 meses de vuelta al mundo, donde demuestra con sus cuentas que los números además se pueden reducir bastante. Creo además, que la idea de llevar un cuaderno de gastos, puede ayudarte a controlarlo bastante.

Little Pieces 17

4. ¿Cómo gestionas el tema dinero en una vuelta al mundo? los cajeros te deben matar a comisiones, ¿no? (Marcos)

Pues un poco, pero es inevitable. Para mí ha sido la manera más cómoda de ir obteniendo dinero. Por que cajeros hay en todas partes. O en casi todas. Myanmar es uno de esos ejemplos que confirman la regla. Tenía que llevar todo en dólares que obtuve por adelantado en Bangkok. Es importante comprobar estas cosas antes de viajar. En Pulau Bunaken (una isla de Indonesia) tampoco tenían cajeros, así que tuve que aprovechar un viaje a “tierra firme” desde la isla para buscar algún lugar donde obtenerlo.

Mis consejos al respecto son siempre tener varias tarjetas (si puede ser posible enlazadas a cuentas y bancos diferentes), porque hay veces que por cualquier motivo hay problemas con alguno de los bancos. También es importante hablar con la gente de tu banco con antelación, para que no detengan la tarjeta al ver gastos desde diferentes países del mundo. En mi caso, avisaba cada vez que iba a cambiar de país para que la tarjeta pudiera estar operativa.

Little Pieces 21

5. ¿Cómo pudiste calcular el presupuesto que necesitabas y si te equivocaste por mucho? (Jose María Blazquez)

No podía calcularlo. Yo tenía mi dinero y mi tiempo. Si lo hubiera gastado más rápido habría viajado menos y si lo hubiera gestionado mejor y hubiera gastado menos habría viajado más tiempo. Mi estimación inicial de 30 dólares al día venía de foros, preguntas a otros viajeros y similares. Era meramente orientativo. En Asia me gasté menos de lo que pensaba, así que al final pude estar más tiempo viajando e incluir México.

Yo lo que decidí en mi momento es que iba a intentar gestionarlo de la mejor manera posible y austeramente, pero sin dramas. Este viaje era para mí una manera de saldar cuentas con todo lo que quería hacer y eso hice.

Lo importante nunca fue batir un récord de permanencia, ni hacer un viaje eterno (haber viajado durante casi 18 meses es meramente anecdótico), sino disfrutar lo que el mundo tenía que ofrecer, regalarme este tiempo (lo que fuese) a mi mismo, dedicarme íntegramente a descubrir lo que no conocía ni me imaginaba y a la fotografía.

Little Pieces 24