(Descarga el mapa a más resolución)

Posada de Valdeón – Refugio de Vegabaño

Distancia: 10,7 km.
Desnivel positivo: 627 m.
Desnivel negativo: 237 m.
Duración: 4:30 horas

Descargar ruta GPX (Wikiloc): (Nótese que las mediciones del GPS son algo distintas, porque está incluida la subida al mirador de la Cruz desde Posada de Valdeón).

(Perfil de la etapa)

8 de Julio de 2019

Da gloria verse en las primeras fotos justo antes de una caminata, en esos primeros pasos que huelen a limpio, con la ropa inmaculada y la energía por las nubes. Que vengan esos picos, reclamas. Que vengan, dices, ajeno aún a las agujetas, caballero de hombros intactos y plantas de pies impolutas de ampolla alguna. Es sencillo venirse arriba cuando no se dimensiona lo que tienes delante. Se intuye, pero la intuición no revela la verdad.

 

(Posada de Valdeón desde el Mirador De la Cruz)

Comenzaba a caminar saliendo de Posada de Valdeón y sentía bajo el retumbar de los pasos esos ligeros nervios que me hacían dudar de si sería capaz de completar lo que estaba comenzando. 9 días atravesando en una ruta circular los 3 macizos de Picos de Europa. Más de 140 kilómetros y un desnivel de unos 15 kilómetros acumulados. Ay, Gandalf de mis amores… ¿dónde me estaba metiendo?.

Quedaba ese suspiro de tibio temor ahogado por la pisadas, animadas a primera hora de la mañana. Delante una senda agradable junto al río Argolla iba dejando atrás  Soto de Valdeón y Caldevilla. La etapa no revestía una excesiva dificultad, sencilla, de entre cuatro o cinco horas. Es algo que he aprendido a valorar en otras rutas. Hacer la primera (o primeras) etapa algo más sencilla aunque el cuerpo cargado de fuerzas pida más. Estos kilómetros iniciales y su descanso posterior ayudan a dosificar y a ir cogiendo tono en el caminar. Y creedme, lo iba a necesitar.

(La Majada de Argolla)

Era un camino frondoso, rodeado de paredes y techos verdes, cerradito y acogedor, a pesar de que el clima solo enfriara los ánimos. Había empezado a caminar sin sol, bajo un manto de nubes y las previsiones no eran nada buenas. Norte de España. Cordillera Cantábrica. No se podía culpar al fuego de quemar. Antes de que me hubiera dado cuenta ya había comenzado el tamborileo de las gotas de lluvia contra las hojas, ramas y suelo. Apenas llevaba unos kilómetros. Dese la vuelta, parecía avisar. Pardiez, pronto comenzamos con las dudas y el mal tiempo, querido Sancho.

(Subida al Puerto de Dobres)

Bajo el paraguas el camino se abría hacia la majada de la Argolla y las vistas de las montañas colindantes. Un breve respiro antes de subir andentrándose en un bosque de hayedos. Al final del camino de raíces gruesas y hojas secas llegaba al Puerto de Dobres, el punto más alto de la etapa. Desde ahí y hacia el este pude disfrutarse unas buenas vistas de las Peñas de Cifuentes dominadas por el Fiero y también parte del Torre Llambrión en el Macizo Central.

(Al fondo el Macizo Central con Torre Llambrión, para el que lo conozca – ya llegaremos a eso- se ve el collado al que sube desde Collado Jermoso para ver el atardecer. A la derecha el Macizo de Peñas Cifuentes con el Friero, Torre de Liordos y Torre Salinas)

No duró mucho. La niebla atacó rápida y silenciosamente cubriéndolo todo. Tenía otros planes en mente. No tengas prisa por picos, me susurraba gélida. No tengas prisa que te vas a hartar, mozalbete. Disfruta de la magia que te traigo, disfruta de ver aparecer el bosque ante tus ojos. Tenía razón. Me adentré en el blanco sin forma de la niebla, roto por las ramas de los bosques de Valdelafuente.

(Bosques de Valdelafuente entre la niebla)

Desaparecía justo cuando ya llegaba al coqueto refugio de Vegabaño. Las niebla se disipaba allí, junto al recién aparecido hogar, pero se había quedado cómodamente abrazado las alturas. Picos se me resistía todavía a aparecer y aunque acabó abriendo ligeramente a última hora de la tarde me quedé con las ganas de ver Peña Santa. Habrá que volver en algún momento, ¿quizás a hacer algún trek por el valle de Sajambre?

(El refugio de Vegabaño)


(Peña Beza, con su gorrito de nubes)

(El refugio de Vegabaño presume de vistas del Macizo del Cornión, pero lamentablemente me perdí Peña Santa, que está justo donde se encuentran los nubarrones. De todas maneras, viendo como estaba el día hay que dar gracias por haber podido ver algo)

De cualquier manera la primera etapa estaba superada. Buen comer, buen beber, algo de leer y hora de dormir en el pequeño refugio. Mañana, mañana tocará verse cara a cara con las cumbres.

Más info: Refugio Vegabaño | Consejos para organizar el trek del Anillo Integral de Picos de Europa | Alojamiento en Posada de Valdeón

Recuerda viajar con seguro de viajes, que cubra todos los problemas tanto médicos como de otra índole que puedan surgir. Especialmente importante si vais a hacer trekkings por las montañas. Os recuerdo además que si lo queréis lo podéis contratar en este enlace y usar el código CRONICAS10, tendréis un 20% de descuento, solo por ser lectores de este blog.

Código ético: Este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Una manera de ayudarme a que mantenga este bitácora. 🙂