Entrevista de los lectores. Parte II. ¿Cómo preparar una vuelta al mundo?

(Segunda parte de esta entrevista que por falta de tiempo y exceso de excusas he tardado más de lo esperado en responder)

Little Pieces 16

RUTA

1. ¿Con cuanto tiempo planeaste el viaje antes de lanzarte? ¿Fue difícil planearlo? (Faure)

Aunque lo normal es zambullirse en mapas y libros de viaje pensando destinos y destinos, la idea del viaje llevaba bastante tiempo formada en mi cabeza y sabía aproximadamente lo que quería ver, pero no tuve tiempo de pensarlo demasiado. Con la llegada de la crisis, fue una decisión de hacerlo si o no y tras decantarme por el si tarde aproximadamente un mes y medio en organizar todo. Lo más difícil fue tomar la decisión de hacer el propio viaje.

2. Si tienes algún mapa de tu recorrido no estaría de más que lo mostrases, aunque no podamos hacer el mismo viaje si podemos ver por donde has pasado por los diversos países. (Titor)

Around the world
(Ruta original)

La ruta final no acabó difiriendo mucho de la que tenía en mente cuando comencé la ruta. No llegué a Vladivostok porque acabé incluyendo Mongolia en el trayecto, mediante el transmongoliano (primero desde Irkutsk hasta Ulan Bator y después desde Ulan Bator hasta Pekín). En la parte final no pude visitar Chicago, porque empleé mucho más tiempo en la zona Oeste, pero acabé visitando unos cuantos parques naturales en EEUU (Cañón del colorado, Yosemite, Yellowstone…) y las Vegas. Y por último acabé incluyendo otros tres meses extras en México. Una magnífica decisión, debo añadir.

3. Una idea: sería genial que hicieras un mapa del itinerario que seguiste con links a tus posts en el blog. (Blastik)

¡Estamos en ello!. Próximamente en este su blog amigo.

4. ¿Que parte del viaje tenías ya más o menos fijada como iba a ser y a partir de cuando dejó de ser así? ¿cuando estabas en algún país ya estabas organizando cosas a dos meses vista? (Max) ¿Fue todo estudiado antes o improvisaste sobre la marcha? (Titor)

Fue bastante más improvisada de lo que podría parecer. Lo único que estaban más o menos fijos eran los países y el alojamiento de los tres primeros días en San Petersburgo. La ruta la pensaba a grandes rasgos según iba llegando a los países y la iba creando sobre la marcha. Al final fue cambiando todo el tiempo.

En Asia tenía un recorrido más o menos lógico para ir encadenando los países evitando el avión lo máximo posible, pero al final siempre te acababas desviando algo de lo pensado. Lo mejor, creo, es llevar una idea a modo de guía general y no obsesionarse demasiado con ella.

VUELOS

5. ¿Round the World Ticket o cogerlos sueltos? (Marcos)

Hay mucha gente que desconoce que existen los Billetes de vuelta al Mundo (Round the world ticket). Así que voy a explicar un poco como funcionan. Estos billetes que te permiten organizar una vuelta al mundo con varias condiciones: sólo puedes viajar hacia Este o hacia Oeste y tienes que cruzar una vez el Océano Pacífico y otra vez Atlántico, a partir de aquí hay toda una serie de opciones que hacen que el precio varíe. En general, los destinos son fijos a la hora de elegir el viaje pero hay flexibilidad total para moverlos en las fechas, siempre y cuando haya huecos libres y siempre y cuando se usen en un máximo de un año. El billete, por lo tanto, caduca en un año.

Actualmente, que yo conozca, hay dos alianzas de aerolíneas (StarAlliance y OneWorld) que ofrecen un billete de vuelta al mundo y permitiendo en ambos casos diseñar el viaje y hacer un cálculo del vuelo y reservar los billetes desde la propia página web. Sin embargo, a mi me pareció bastante difícil de manejar y poco usable. Además prefería tener a alguien que me ayudara y que me explicara con detalle las opciones. El problema está en que no hay oficinas físicas ni de StarAlliance ni de OneWorld, así que, ¿cómo hacerlo? Sólo queda ir a las oficinas físicas de cada una de las compañías que forman la alianza y tratar con ellos directamente.

Mi experiencia me dijo que la mayoría de las compañías desconocían por completo el sistema. Me tocaba a mi explicarles, que efectivamente, ellos ofertaban un viaje de vuelta al mundo, pero claro, si no sabían ellos nada, no daban demasiada confianza. Por recomendación de los ya experimentados Pilar y Sergio hablé con la gente de Qantas en Madrid, que me explicaron todo perfectamente y buscamos el programa que mejor me convenía (Mucha gracias, Angela). Hay diferentes opciones que te afectan al precio. Puedes elegir viajar por continentes o por millas, y también depende del número de paradas que hagas. Yo elegí 40.000 millas con 11 paradas. De las cuales acabé perdiendo las últimas tres por que me fui retrasando más de la cuenta y el billete caduco cuando entré en EEUU.

Ahora, la pregunta. ¿elegimos un RTW o vamos comprando los billetes por separado?

Entiendo que comprar los billetes por separado sería sólo billetes de ida o abiertos de ida y vuelta. Pero lo que estamos buscando con billetes sueltos es flexibilidad total y poder hacer un planning sin límites. Un RTW te da mucha flexibilidad (los billetes se pueden mover siempre durante un año) pero tienes un límite a cambio el precio menor.

Generalmente un RTW debería bastar para la mayoría de viajes y además da la seguridad de que si algo sucede o algo no sale como se esperaba siempre tienes el regreso a casa solucionado. En mi caso, el RTW me forzaba a seguir viajando para cumplir el trayecto previsto dentro del año. Si no lo hubiera tenido probablemente me hubiera quedado unos cuantos meses en Asia y quizás no hubiera llegado a ningún otro punto. Quién sabe.

De todas maneras ahora, si volviera a repetir un viaje similar, probablemente lo haría con viajes sueltos, aunque siempre hay que valorar el tipo de viajes que quieres hacer, pero no creo que volviera a hacer una Vuelta al Mundo, sino probablemente centrarme en un continente. Aunque los planes, por supuesto, están para cambiarlos.

6. ¿Supuso esto un problema económico a mayores por posibles incrementos de precio? lo digo por el tiempo total del viaje. (Meisaa)

Fue un incremento económico, pero como lo decidí yo no fue un problema demasiado grande. Efectivamente tuve que comprarme tres billetes más, pero llegó un momento en que al decidir quedarme más tiempo de viaje, era inevitable. Es decir hice mis cuentas y tome la decisión de que podía arañar un poco más mi presupuesto.

Little Pieces 14

VACUNAS

7. ¿Cuantas vacunas te han hecho falta? ¿Con cuanto tiempo de antelación se han de administrar? ¿Duelen? (Bionyka) ¿Lo llevaste resuelto de España o “paraste” por el camino a pincharte? (Meisaa)

Las vacunas pueden ser la principal causa de retraso a la hora de comenzar el viaje, por el simple motivo de que algunas de las vacunas necesitan varios recordatorios a las dos o tres semanas. Con un mes de tiempo se pueden cerrar la mayoría de ellas, pero siempre dependerá de la ruta a seguir. Sudamérica y especialmente África, necesitan más vacunas que otras zonas.

¿Como saber cuales son las recomendables? Lo mejor es acudir a un centro de vacunación internacional donde les puedes explicar tus planes y ellos, informados de las enfermedades que puede haber en cada zona te darán una lista de las vacunas necesarias y un calendario de vacunación, así como consejos generales para el viaje.

Tienes una lista de todos los centros de vacunación en España aquí.

VISADOS

8. ¿Qué hacer cuando, encadenando países que requieren visado, la solicitud de un visado necesita del correspondiente visado válido para el siguiente país? (Luis, Jose María Blazquez) No creo que al día 0 tuvieses todo el viaje organizado y que supieses las fechas exactas en las que te ibas a quedar en cada país y que consiguieses los visados de todos los sitios antes de emprender el viaje (Max)

No se pueden organizar todos los visados de golpe, por un simple motivo: la mayoría de los visados tienen fecha de caducidad. Por ejemplo, el visado de China sólo es válido si entras en el país antes de 90 días desde la fecha en la que te lo dan (Ojo. No confundir fecha de entrada con tiempo permitido de estancia en el país).

De esta manera, hay que ir organizando muchos visados sobre la marcha. Lo que generalmente tampoco es una complicación demasiado grande. Hay muchos lugares que te hacen el visado al llegar al país, en la frontera. Otros, en cambio, requerirán una visita previa al consulado o embajada del país a visitar para hacer los trámites. Esto puede ser más o menos engorroso (recuerdo que en la embajada de Indonesia en Kuala Lumpur no me dejaban entrar con pantalones cortos y me pedían un vuelo de entrada en el país, condiciones que me iba enterando de manera escalonada, con los consiguientes “n” viajes de ida y vuelta a la embajada).

Recuerdo como especialmente problemático el de Rusia, que había que tramitar al completo en España (por lo que recomiendo empezar el viaje por ahí) aunque si no siempre se puede obtener un visado de tránsito en Mongolia (por ejemplo) que te permite una semana de estancia en el país. Suficiente para hacer el transiberiano y parar un par de días en Moscú, por ejemplo.

En otros países como Myanmar es importante no especificar que tu profesión sea periodista o similares, pero las comprobaciones son tan básicas que se puede mentir como un bellaco. En Tailandia, tienes muchos más días de visado si entras por avión que si entras por tierra. Y en EEUU da igual lo que hagas serás considerado, por definición, persona non-grata en el paso de inmigración.

Al final cada sitio tiene su truquillo, pero se puede ir organizando sin demasiado problemas sobre la marcha.

9. Yo sólo estoy realmente interesado en saber como fue el tema de conseguir el visado para Tíbet en Pekín. ¿Cuanto cuesta? ¿Qué te piden al ver que eres un tío sólo? (Hector Spain)

Este es uno de los visados más raros de todos, por qué no los puedes organizar tú mismo y todo depende de las condiciones que haya preparado el gobierno chino para la ocasión. Antes de que yo llegara, Tíbet, que celebraba el 50 aniversario del exilio del Dalai Lama, estaba cerrado a extranjeros. Cuando yo llegué a Pekín, habían abierto las fronteras no hacía mucho y las condiciones implicaban ir siempre en un tour y siempre con un guía. No había más complicación, salvo que estas condiciones te encarecían muchísimo el viaje.

Little Pieces 13

SEGUROS

10. ¿Contrataste algún seguro especial para semejante viaje? Si es así no estaría de más que nos dijeras con que compañía te aseguraste porque imagino que leerías la letra pequeña en las coberturas y demás. (Titor)

Yo opté por un seguro de viajes de Backpacker (incluyendo a EEUU) de Essential Travel. Mi experiencia con ellos se limita a la infección con el pie para la que requerí antibióticos en San Francisco, y aunque respondieron bien, tuve que estar persiguiéndoles para que acabaran de pagar las facturas del hospital. (Que al final ascendieron con los antibióticos incluidos a 700 doláres). Así que sin problemas demasiado graves, no puedo dar una valoración demasiado profunda sobre ellos. Lo que sí que creo es que para contratar este seguro es necesario tener una dirección postal en Reino Unido.

Referente a seguros propios con compañías españolas, no tengo mucha idea, pero seguro que algún empedernido viajero puede dejar sus recomendaciones en los comentarios. 🙂

11. ¿Cuanto te costó el seguro medico por un año? (Jose Luis Garcia)

169 libras. Qué en su momento debía ser equivalente a unos 200 euros.

12. ¿Caíste enfermo en alguna ocasión? (aparte del incidente del pie en USA) y en ese caso, cómo de fácil/difícil es el acceso a cuidados sanitarios según país? (Virginia)

Tuve una ligera infección en el oído en Indonesia y no tuve más que acercarme a una especie de farmacia a por los antibióticos. Otras zonas son más complicadas y realmente no quieres tener ningún problema grave en sitios como Camboya (y si sucede casi es mejor cruzarse como buenamente se pueda la frontera hasta Tailandia). Es una buena idea llevarse un botiquín básico que cubrirá la mayor parte de los problemas que puedas tener.

DOCUMENTACIÓN

13. ¿Qué documentación personal (y de que tipo) recomiendas llevar disponible para un viaje así (pasaporte, médico, permisos de conducir…)? (Meisaa)

Realmente todo lo que necesitas para viajar es tener el pasaporte en regla y una tarjeta de crédito (con dinero, claro), así que asegúrate que al pasaporte aún le queda bastante tiempo útil, pues en muchos lugares no accederán a darte el visado de entrada si el tiene menos de 6 meses antes de caducar.

Yo llevaba conmigo el permiso de conducir internacional (te lo hacen en Tráfico en un momento) pero al final no tuve que utilizarlo ni una sola vez y en la mayoría de los sitios aceptan el carnet de conducir español sin ningún problema. Otros, como el alquiler de motos en el sudeste asiático, no suele requerir ninguna documentación (¿Quién dijo miedo?).
Lleva siempre a mano (o repartidos) los teléfonos de contacto del seguro (para cualquier tipo de emergencia) y de contacto con el banco (para cualquier tipo de problema con el dinero).

Por último lleva contigo muchas muchísimas fotos de carnet con fondo blanco. Al final siempre te acaban pidiendo un montón para tramites y burocracias varias, así que puede salvarte de problemas y ahorrarte tiempo.

Little Pieces 11

GUÍAS

14. ¿Alguna guía de viaje en especial u otro medio para informarse sobre los países o con internet llega? (Meisaa)

Yo he utilizado en todos los países la guía Lonely Planet, que me parece bastante manejable y útil. Me gusta especialmente que tenga mapas de la mayoría de las poblaciones por lo que simplemente puedes llegar a un sitio y empezar a moverte. La sección de transportes también suele ser bastante útil para organizar el cómo ir de un sitio a otro, intercambios y similares. Con respecto a los alojamientos he tenido experiencias muy dispares (teniendo en cuenta que sólo miro los de presupuesto bajo), hay sitios realmente terribles a precios superiores de los que puedes encontrar por la zona mientras que otros si que eran lugares que recomendaría para quedarse. Aún así, muchas veces es mejor simplemente darse una vuelta por la zona para chequear un poco precios, en sitios como Katmandú me iba cambiando cada día de hotel a uno más barato que estaban además en la misma manzana.

Sinceramente, no creo que la gente de Lonely Planet haga recomendaciones malas, pero si que muchos de los sitios que relajan sus estandares de calidad y suben sus precios simplemente por saberse en la archiconocida guía. Al menos durante esa edición.

Las que no me resultaron nada cómodas fueron las que tienen más de un país juntas, creo que se reduce demasiado la información de cada uno y quedan bastante escasas. De hecho llevaba una guía de todo el sudeste asiático y acabé comprando guías de cada país por el que iba pasando.

Mal está que yo diga esto, pero podéis encontrar casi todas las guías de la Lonely Planet fotocopiadas a lo largo y ancho de Asia. Las fotocopias, sorprendentemente, tienen hasta las páginas con fotos a color, aunque de vez en cuando hay alguna página con una calidad de fotocopiado no excesivamente buena.

Otra opción es el intercambio. En casi todos los hostales de mochileros hay biblioteca de intercambio de libros y esto incluye guías (aunque muchas no suelen aceptar cambiar guías por libros), o el intercambio con otros viajeros.

15. ¿Qué hacías con las guías de viaje al dejar un país? (Nurichu)

Las guías han sido la única cosa que no he tirado y las tengo ahora todas en casa. Romanticismos de uno, que le vamos a hacer. El mérito lo tienen los amigos que vinieron a verme durante el viaje, que se llevaron algo más de peso del que traían. (Gracias majos)

Little Pieces 08

IDIOMA

16. ¿Has empleado alguna guía de conversación para idiomas no conocidos (entiendo que el inglés como el padrenuestro)? (Meisaa)

No sobreestimes el uso del inglés (Salvando lógicamente en los países de habla inglesa como Australia, NZ, o EEUU) en el resto de Asia, hablan tanto inglés como yo su idioma. Si la gente tiene alguna relación con el turismo, si que chapurrean alguna palabrilla de inglés, si no es bastante raro. Lo cual no implica que la comunicación sea imposible. Viva la mímica, la gesticulación exagerada y las caras que acompañan a los relatos. No valdrán para charlar de aventurillas, pero para comer, alojamiento e ir de un sitio a otro, suele ser suficiente (a veces más suficiente que otras, todo sea dicho).

De las guías de conversación sólo me quedaba con los “hola”, “gracias” y “por favor” de cada lugar. Abren más puertas de las que os podáis imaginar.

ALOJAMIENTOS

17. Referente también a parte económica, no directamente, pero se relaciona, es que me gustaría saber donde dormías normalmente, a parte de durante el Transiberiano y en Nueva Zelanda (donde alquilaste la furgoneta), me gustaría saber donde dormías en los otros países, si siempre tirabas de hotel, o te decantabas más por tirar de sitios baratos para no gastar tanto dinero en alojamientos y poderlo invertir en otras cosas más bellas (Max)

Siempre a lo más barato que podía encontrar (y sólo una vez me cambié de sitio al día siguiente por seguridad higiénica). Si había habitaciones compartidas (dormitorios) era siempre mi elección. Curiosamente en el sudeste asiático no hay demasiados sitios con dormitorios (salvo quizás Malasia) así que siempre te toca pagar por una habitación particular (que debe rondar los 5 euros por noche – a veces con desayuno incluido). Total que si viajase con otra persona me habría salido aún más económico.

18. ¿Qué hacías con el portátil cuando salías de tu alojamiento? ¿Lo dejabas allí alegremente, te lo llevabas, pedías que te lo guardaran en la recepción? (Nurichu)

La mayoría de las veces se quedaba en la habitación. Si había taquillas las dejaba en las taquillas, si en recepción tenían caja fuerte, se lo pedía, pero muchas veces no tenían o si tenían, no cabía (!!). Así que se quedaba escondido al fondo de la mochila y me santiguaba cuatro veces antes de salir.

Little Pieces 10

INTERNET Y ESTAR CONECTADO CON EL MUNDO

19. Otra cosa que me ha sorprendido…es que siempre te he visto “conectado”… es decir, con conexiones a Internet disponibles, subiendo fotos. La segunda cosa que más me ha intrigado durante todo es tiempo es: ¿Cómo te las apañabas para conectarte a Internet? me refiero a cuando pasabas largas temporadas en lugares lejanos, poco desarrollados o despoblados. (Carmen)

Internet está en más sitios de los que uno se podría imaginar. Hasta en los más remotos y menos desarrollados, casi siempre hay algún lugar donde poder acceder a Internet. Aunque claro, eso no implica que hubiera demasiada velocidad, pero al menos para chequear rápidamente el mail (en modo HTML) y actualizar mi twitter para dar señales de vida.

Por cierto que una de las cosas más útiles que podéis haceros es una cuenta de skype y ponerle algo de dinero para poder llamar a cualquier teléfono del mundo. Si no, cualquier problema o consulta, por ejemplo con el banco, o con el seguro, puede ser mucho mucho más caro.

Con respecto a los teléfonos, yo iba casi siempre sin móvil. Sólo en tres sitios compré una SIM de prepago para moverme por el país. En Nueva Zelanda por si tenía algún problema con el coche (que a la larga se demostró que dada la poca cobertura que tiene el país no era demaisado útil) en EEUU porque iba a estar bastante tiempo y además conocía a bastante gente y en México por razón similar.

Little Pieces 12

EQUIPAJE

20. ¿De qué se ha compuesto tu equipaje? (Andrés Jarit) ¿Cuántas mochilas/maletas llevabas durante el viaje? (Reyes) ¿Qué ropa llevabas? has estado en sitios de calor, mucho calor y sitios de frío y mucho frío. ¿La mochila te daba para todo? (Jorge) Aún recuerdo aquello de: ’Ignacio, llevas suficientes mudas?’.’Sí, para 7 días’. ‘Ah vale, entonces fenomenal’ ¡De eso hace mas de un año y medio amigo! (Virginia)

Llevaba dos mochilas, una para el equipo fotográfico y el ordenador y otra más grande para el resto.

En la mochila grande llevaba:

– Saco de dormir
– Saco sábana de dormir (que puede parecer una tontería, pero no lo es, porque hay lugares donde no tienes sábanas para dormir y hace demasiado calor para usar un saco normal)
– Mosquitera (que no usé ni una sola vez, pues en los sitios donde era necesario ya las tenían)
– 1 Pantalón de montaña (que hacían las veces de pantalones de abrigo) + unas mallas por si acaso fuera necesario darse más calorcete a las piernas + 1 pantalón vaquero que acabé comprando porque necesitaba ir medio decente para subir a un hotel en Kuala Lumpur desde donde poder ver las Torres Petronas. 🙂
– 1 Pantalón largos pero finos
– 1 pantalón corto (Me acabé comprando otro)
– 7 camisetas de manga corta + 1 camiseta de manga larga
– 1 camiseta de manga larga térmica.
– 7 calzoncillos
– 7 pares de calcetines + 2 pares de calcetines gordos
– Botas de montaña Gore Tex (que acabaron muriendo en la parte final del viaje – Es un problema de tener que ir haciendo el equipaje día si y día también, que si están mojadas no tienen tiempo para secarse adecuadamente y se acaban pudriendo)
– Zapatillas deportivas
– Chanclas (esenciales en toda la calurosa Asia, además muy útiles porque en muchos templos hay que descalzarse, así que si tienes un día de templos es la manera más rápida y cómoda de moverse)
– Bañador
– Toalla (de las de nadadores que ocupan ná y menos y se secan muy rápido)
– Una sudadera
– Un cortavientos
– Chubasquero (de los que de cuerpo entero – muy útil para los días que te cae un aguacero mientras vas con la moto)
– Gorro y guantes de lana.
– Botiquín (con aspirinas, gelocatil, paracetamol, pastillas para la garganta, pastillas para el estómago, yodo, tiritas, vendas, gasas, unas tijeritas, pomada para zonas dolorida, roll-on antimosquitos…)
– Bolsa de Aseo (cepillo de dientes, pasta de dientes, desodorante, crema y cuchillas de afeitar – si, lo juro – champú, protector solar, lentillas, etc…)
– Bolsa de cables (para los cables USB, para los cargadores, adaptadores eléctricos, cables y más cables…)
– Bolsa impermeable (que adquirí durante el viaje, muy útil para llevar la cámara y demás enseres en los viajes en barco cuando ibas a bucear, o en trayectos en kayak o similares).
– Candados (Hay hostales donde tienes tu propia taquilla pero el candado lo tienes que poner tú) + Candado con cable de acero, por si tienes que dejar atado algo a alguna parte y que sea imposible llevárselo (creo que lo usé una vez, al principio).
– Mapa del mundo (que no vale para mucho salvo para explicar a la gente con que no compartes idioma lo que estas haciendo, donde estas y de donde vienes – todo muy filosófico, cómo veis)
– Cuaderno de notas + bolígrafos + lápiz/portaminas (me encanta anotar cosas en las guías pero tiene que ser con lápiz, manías de uno)
Palos de trekking (para mí necesarios, que tengo una rodilla algo chunga)
Una carpetita con documentación (papeles del seguro, copia de los billetes, teléfonos de contacto…)

La mochila pequeña la desglosaré en la parte de fotografía. 🙂

21. ¿Cómo lavabas la ropa? (Yoda)

En lavanderías. La solución más fácil. Llenar la bolsa de ropa sucia y una vez a la semana a buscar algún sitio donde te la lavaran. En la mayoría de los sitios tienen lavadora, pero no secadora, así que era normal ver tu ropa tendida por ahí cuando pasabas por la calle donde la habías dejado. La situación se complicaba, por el mismo motivo, en la época de lluvias. ¿Para cuando podrá estar la ropa? Pues si no llueve, para mañana, si llueve… vaya usted a saber.

22. ¿Cuantas piezas de equipaje terminaste de regreso, mayoritariamente que tenias? (Oscar Vargas) ¿Que equipaje llevarías ahora a tu viaje?. ¿de que prescindirías? (Pedro, Francesca, Jose María Blazquez)

Pues sinceramente, creo que haría todo más o menos igual. Quitaría la mosquitera y lo demás probablemente quedaría mas o menos todo igual. Volvería a prescindir de los vaqueros y dudaría entre llevar botas de montaña o cambiarlas por unas deportivas de media montaña.
Por cierto, que de toda la ropa, tuve que comprar cuatro veces zapatillas deportivas, desgastadas por el uso.

23. ¿Cuales son tus “souvenirs” más apreciados? (no fotografías) (Oscar Vargas)

No tengo souvenirs de ningún sitio, salvo las fotos y los recuerdos. Lo más alguna pulsera y alguna postal. Era una decisión que tomé desde el principio a sabiendas de que cosa que comprara sería peso que debía llevar por el resto del viaje.

Little Pieces 15

(Siguiente parte en breve, brevísimo… según dice el oráculo)

22 comentarios en “Entrevista de los lectores. Parte II. ¿Cómo preparar una vuelta al mundo?

  1. Gracias por contestar a mi comentario sobre el visado del Tibet! De verdad como echo de menos la sensación de abrir tu blog y ver que habías publicado un post nuevo sobre el viaje, a ver si empiezas otro jejeje (a jugar al Euromillón!)
    Es una pena que habiendo pasado tan cerca no te vinieras a Vancouver, la British Columbia y las Rockies… así que ya sabes para la próxima, como dice Vicentín, marca una X en la casilla del sí!

  2. Muchas gracias por la contestacion! Aunque no me has dicho si duelen, eh? No me quieres disuadir… jaja!

    Geniales las respuestas! Hay cosas que dices que ni se me hubieran ocurrido, asi que va a ser muy util todo tu esfuerzo! 😀 Gracias de nuevo!

    Un saludo! 🙂

  3. Ahora se explica el peso de la mochilita… cuántos elementos no habrán apretado los dientes a la hora de echarte una mano cargando tal gigante!
    Te llamaré a partir de ahora el hombre hormiga: capaz de cargar 8 veces su propio peso! O casi…

  4. que buenos datos, y lo que mas me mola es la cantidad de coincidencias.

    de nuevo la frase que reduce todo al mínimo: “same, same but different”

    me quedo esperando la siguiente entrega 😉

  5. Bueno, muy útil el post la verdad, tanto por cuestiones técnicas como los visados como las prácticas como el equipaje.
    Al final leyendo me doy cuenta de que tampoco necesitas muchas estridencias, tampoco haces nada demasiado distinto a lo que podrías hacer aquí.

    Espero que no te importe. Para la gente interesada en los billetes RTW dejo otro link de otros viajeros que le han dado bastantes vueltas al tema:
    http://mundoporlibre.com/2008/10/precios-y-billetes-vuelta-al-mundo.html

  6. Sos un ídolo!!!
    muchas gracias por el tiempo que tomaste no sólo para compartir en el día a dia tu viaje, sino también ahora: para sentarte y escribir y compartir tantas cosas bonitas y útiles!
    simplemente gracias!!!
    Vero

  7. Hoy me he dado otra sobredosis de tu blog que hacía tiempo que no leia… puffff la de cosas que cuentas que yo no había leido. Me encantó. La fuerza te acompanya y te sigo augurando algo muy grande 😀

  8. Hector Spain, pues si, una pena no haber visitado esa zona! Y yo también hecho de menos estar con la mochila escribiendo según viajo! jajaja. 🙂 Todo llegará!

    Virginia, esta semana, sin falta.

    Bionyka, nada, un pelín nada más!

    Titor, en dos semanas! 🙂

    Machbel, en breve! Gracias!

    Japogo, el hombre hormiga es más que el hombre caracol? 🙂

    Monttse, pues si, es demasiado dinero y además yo no soy mucho de souvenires, lo cierto es que de nunca… 🙂

    Alberto / Zumito *^__^*

    Perkins, jajaja!

    Memoriadepez, más preguntas noooo!!! 🙂

    Pak, al final todos nos apañamos más o menos igual, verdad?

    Borque, sólo hay que querer!! Mucha suerte y ójala lo puedas cumplir! (gracias por el link)

    Verónica, gracias a ti!

    Nico Cinero, en total, con ambas mochilas, deberían rondar los 25-28 kilos.

    Reyes, un placer. 🙂

    Monchoman, pozi!

    Monttse, muy tarde respondo… espero que fueran geniales!

    Cris, eso esperemos!! mis mejores deseos para ti también!

    🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *